Miercoles  21 de Febrero de 2018 | Última actualización 02:43 PM
Cartas recibidas
Carta enviada por: Freddy P. Galarza | En Fecha: 2017-11-19
Asunto: Dudas de los barahoneros

Señor Director:

Los barahoneros por décadas hemos escuchados las numerosas promesas de políticos y funcionarios de que se van construir tal, o cual, obra en esa comunidad.

Los discursos van y vienen, se multiplican en tiempos de campañas, siempre son los mismos reclamos de la población que se repiten una y otra vez por años, el barahonero se ha acostumbrado a escucharla de boca de funcionarios y gobiernos de turnos.

Dos décadas que salí de aquella ciudad, recuerdo que desde entonces se pedía la construcción de un nuevo mercado, matadero, planta de tratamiento de aguas residuales, asfaltado de las calles, viviendas para dannificados de los barracones y se hablaba del desarrollo turístico de la zona que no acaba de despegar, entre otras necesidades.

Hace unos días en visita realizada por el ministro de Obras Públicas Gonzalo Castillo, se comprometió con los barahoneros de construir para el próximo año unos 384 apartamentos, un nuevo mercado, matadero, y el asfaltado de las calles con aceras y contenes.

Los munícipes, posiblemente no toman en consideración las promesas del ministro porque esas expresiones se escuchan a menudos cada cierto tiempo de funcionarios de la región y de otros que visitan la zona quedando todo en el olvido.

Posiblemente podríamos creerles a Gonzalo Castillo, en esta ocasión porque lo favorece el hecho de que no estamos en campaña electoral, pese a que se dice, es uno de los favoritos entre los presidenciables en el Partido de la Liberación Dominicana.

El ministro no sólo ha dicho que ya tienen el presupuesto para las obras a construir en Barahona, también los recursos para iniciar posiblemente en Enero del próximo año 2018.

Durante su visita a esa ciudad suroestana aseguró que tenía una deuda social acumulada con el pueblo de Barahona, la cual, diríamos, debería ampliarla para que se corrijan los vicios de construcción del Bulevar del malecón, construido hace varios años a un costo de unos 30 millones de pesos y en completo abandono, construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales, o reparación de la ya existente, abandonada hace varios años y que nunca fue terminada.

Como barahonero, parecería hasta contradictorio que numerosas personalidades de allí, que se distinguieron desde la muerte de Trujillo, ocupando puestos importantes en la vida política nacional de los diferentes partidos gobernantes y que Barahona con el tiempo haya pasado de ser la perla del sur, a ser la cenicienta y olvidada, en cuanto a obras de importancias esperada en los últimos años por sus munícipes.

Esas son de las cosas que hacen del Barahonero dudar de todo el que llega a prometer, ojalás, se ejecuten las obras anunciadas por el ministro de Obras Públicas Gonzalo Castillo, y sean tomadas en consideración otras que hacen faltas en esa región como la cacareada presa de Montegrande.

Atentamente,

Freddy P. Galarza
Periodistsa residente en Nueva York, EE.UU.

Carta enviada por: Héctor Cuello | En Fecha: 2017-11-14
Asunto: Pacientes mentales

Señor Director:

No me cansaré de denunciar lo que sucede con los enfermos mentales, quienes se pudren caminando las calles de Barahona y el país, caminan desnudos por las calles sin que ninguna autoridad, la suciedad, iglesias, Etc., hagan nada por ayudarlos.

Estos pobres seres humanos están abandonados a su suerte, en un país donde la corrupción se roba miles de millones de pesos que deberían ser usados para darle una mejor vida a nuestro enajenados mentales.

Tanto que hablan los funcionarios del Gobierno de modernidad y del gran trabajo que hace Danilo Medina por este país, pero ninguno menciona esta aberración, sabiendo todos que en República Dominicana no hay un hospital psiquiátrico donde llevar un loco o loca.

En los países civilizados los hospitales para enfermos mentales son regionales. En Estados Unidos un enajenado mental puede circular por las calles hasta que se convierte en un peligro para la sociedad o para su persona, cuando eso pasa inmediatamente ese enfermo es internado y se le dan los cuidados que su caso amerita.

Aquí los locos se pudren caminando las calles y el Gobierno ni se da por enterado. ¿Se le puede llamar país a una vaina como esta? ¡La verdad sin insultos!

Atentamente,

Héctor Cuello
Barahona.

Carta enviada por: Juan Comprés | En Fecha: 2017-11-07
Asunto: ¡Hurra por seis meses de Justicia!

Señor Director:

Sin duda, toda experiencia nos hace crecer, al servirnos para comprender cada vez mejor el funcionamiento de esta sociedad y nuestra urgente necesidad de cambio profundo, de transformación.

Al cumplirse seis meses del día en que me colocaron droga, con la vil intensión de condenarme siendo inocente, además de torturarme, irrespetando mis derechos en un acto desesperado de abuso de poder… doy las gracias.

Gracias de nuevo y siempre a mi Pueblo de Moca, porque ahora siento mucho más, su apoyo, amor y respeto. Gracias a todos los movimientos populares que nos acompañan en este camino sin tregua. Gracias a los medios de comunicación que se hacen eco de nuestros justos reclamos de Justicia, de reivindicaciones sociales.

Gracias a mi señora Madre, por su amor incondicional y su ejemplo. Gracias a toda mi familia y amistades. Gracias a mis abogados, que se mantienen firmes esperando todavía el bendito informe de la Comisión designada por el Procurador para ampliar las investigaciones de nuestro caso y que -¡por fin!- se haga valer la Justicia.

Gracias a Dios por acompañarme en todo momento, dándome las fuerzas para continuar y mostrándome el poder de la paciencia. Su tiempo es perfecto, y a toda siembra le llega la hora de su cosecha.

Sigo confiando en que sí existe la Justicia en este país. Estoy vivo, sano, libre y dispuesto a seguir trabajando sin cesar en las causas sociales, defendiendo los mejores intereses de mi Pueblo.

Atentamente,

Juan Comprés -Guanchy-
El Peregrino de Moca
6 de noviembre 2017.

Carta enviada por: Victor Garrido Peralta | En Fecha: 2017-11-05
Asunto: Llegó el momento Marcha Verde

Pacientemente siguen padeciendo nuestros coterráneos de la indolencia de los que mucho dicen y poco hacen. Contemplan a los-corruptos y corruptores-con asombro mientras se enteran del descarado derroche y exhibición de riquezas que con su dinero estos realizan.

Sufren las consecuencias de la utilización inhumana de los recursos de todos(as) al acudir clamando auxilio a los hospitales públicos donde se les exige que compren lo esencial para poder ser atendidos como Dios manda.

Como si fuera poco, pierden también la vida y propiedades a causa de la delincuencia imperante; observando la abismal diferencia entre la educación privada y la pública; sobreviviendo en un océano de carencias y desesperanza mientras los servidores oficiales disfrutan en sus mansiones, villas, helicópteros, jets privados y demás lujos, alardeando y derrochando como al que nada le ha costado ganar las fortunas que dilapidan.

Ante la cercanía del primer aniversario de este histórico despertar ciudadano del 22 de enero del año en curso y, a raíz de todas las marchas realizadas en cuasi todo el territorio nacional por el Fin de la Impunidad, entiendo imperativo, el incremento de la presión al desgobierno de turno, sin abandonar los mecanismos hasta ahora utilizados.

Ha llegado el momento Marcha Verde de acciones contundentes. Acciones que sacudan los cimientos mismos de este putrefacto sistema político imperante. El momento de iniciar los contactos pertinentes con el propósito de suscitar colaboración y apoyo para la realización de paros pacíficos, sectoriales y graduales hasta llegar al Paro Ciudadano.

Es este el tiempo preciso, el momento oportuno para tales fines y celebrar el primer aniversario de Marcha Verde con un jamás visto Paro Nacional.

Uno a uno, poco a poco, todos juntos hagamos los cambios que deseamos en Quisqueya. ¡Basta ya, ya basta!

Santo Domingo, República Dominicana.

Atentamente,

Victor Garrido Peralta

Carta enviada por: Roberto Veras | En Fecha: 2017-10-24
Asunto: Nuestra sociedad

Señor Director:

Un abogado fue asesinado recientemente, ha sido una muerte de las más atroces ocurrida en los últimos tiempos.

Estos son signos de una "sociedad que se corroe cada día" de la que los medios de comunicación hablan a diario.

La República Dominicana está sufriendo un serio declive moral y ético, pero nadie parece tener las respuestas.

Una de las maneras en que podemos juzgar a una sociedad civilizada es por el nivel de seguridad que sienten sus ciudadanos.

Por el momento, los dominicanos viven con miedo. Los padres temen dejar a sus hijos solos.

El asesinato más reciente se llevó a cabo presumiblemente en una universidad a plena luz del día.

Como dijo una madre, ¿cómo podemos proteger a nuestros hijos de esto? Este es un declive rápido no solo en la base ética de nuestras comunidades sino en el nivel de civilización que podemos reclamar para nosotros mismos.

Ya no somos civilizados, sino que estamos a punto de volvernos salvajes, cuando toda una generación de jóvenes está preparada para matar.

En vista de esto, ¿es suficiente que sigamos culpando a otras personas de nuestras responsabilidades?

No podemos seguir culpando a los hogares rotos por padres ausentes.

El primer paso para recuperar a nuestras comunidades del abismo de la decadencia moral es que nuestros políticos den un paso al frente y comiencen a asumir sus responsabilidades ante la sociedad.

En cambio, ¿qué es lo que vemos? ¿Qué ejemplo moral establece nuestra clase dominante? Que se enriquecen de la noche a la mañana exhibiendo enormes riquezas.

Una sociedad corrompida no se puede arreglar de abajo hacia arriba. Los recursos, los modelos a seguir y la restitución física deben venir de la parte superior.

Si no hay una voluntad política para hacer esto, si la voluntad política intenta fomentar una sociedad quebrantada en lugar de solucionarla, entonces nosotros, como padres, debemos prepararnos para una tragedia aún mayor en el futuro.

Atentamente,

Roberto Veras

Santo Domingo ESte.
24 octubre, 2017.

Carta enviada por: Marco Canó | En Fecha: 2017-10-22
Asunto: Donaciones y acusaciones

Apreciado Señor Director:

El empresario Marcelo Odebrecht DICE que la ex presidenta Dilma Rousseff sabia de las donaciones que él le hacia al presidente Lula. En el artículo no se habla de PRUEBAS, se habla de una CONFESIÓN.

Los juristas saben que las CONFESIONES en las cortes de justicia son pruebas legales muy débiles.

A Dilma Rousseff le dieron un golpe de Estado suave, salio inocente de las acusaciones, creo que prepara una contra-demanda.

A Lula lo quieren eliminar como candidato.

Los senadores y diputados que están protegiendo a Temer deben ser llevados a juicio, porque recibieron dinero del gobierno de Temer para sus distritos a cambio de su apoyo; es algo que se puede probar, porque no puede ser coincidencia que los que votaron a favor recibieran dinero de el gobierno¿?
Atentamente,

Marco Canó

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>