Martes  21 de Noviembre de 2017 | Última actualización 08:17 PM
Cartas recibidas
Carta enviada por: Benny Rodríguez | En Fecha: 2017-01-21
Asunto: Que no termine cuando termine la marcha

Señor Director:

En unas pocas horas tendrá lugar la marcha que “espontáneamente y sin pensar”, lanzó al aire Ricardo Nieves, quien junto a otros destacados intelectuales forma parte del programa “El Gobierno de la Tarde”, que se produce en la emisora La Z10.

Como era de esperarse la convocatoria ha concitado el respaldo de la ciudadanía porque el principal argumento para su realización está relacionado al fenómeno de la corrupción, enriquecimiento ilícito y la impunidad en la administración pública.

Se trata de un fenómeno que ha alcanzado dimensiones enormes en la sociedad dominicana, cuyos tentáculos ha echado raíces fruto de la falta de voluntad política para enfrentar el flagelo y meter a la cárcel a los que se roban el dinero del pueblo.

Hay mucha permisividad del Estado, eso no puede negarse, por lo que quienes se llevan en las uñas los bienes del pueblo gozan de impunidad, fruto de la ineficaz que es la persecución y la debida sanción al servidor que en el ejercicio de sus funciones se enriquece ilícitamente.

Para muestra un botón: las declaraciones juradas de bienes que obliga al funcionario/a hacerlas, pero hay que rogarle, pero no hay un régimen de consecuencia para ellos.

No es verdad que el fenómeno de la corrupción es exclusivo de la actual gestión que encabeza Danilo Medina. ¿Dónde dejamos los 22 años de Balaguer, los 4 de Antonio Guzmán Fernández, igual cantidad de Jorge Blanco, los 12 de Leonel, los cuatro de Hipólito y los casi 5 de del actual mandatario.

Hablamos de 51 años de gobierno, sin contar los 7 meses del extinto expresidente Profesor Juan Bosch que todos coincidimos en que fue un gobierno honesto. ¿No hay se debe investigar ese poco más de medio siglo de administración pública? ¿No hay que pasarle factura, investigar e identificar a quiénes desfalcaron en su provecho los bienes colectivos para quitárselos y reintegrarlos a las arcas públicas? Claro que sí, es la respuesta sin dar muchas vueltas.

Solo como dato, el extinto expresidente Salvador Jorge Blanco, padre de uno de los convocantes a la marcha, fue procesado por corrupción y decenas de miles de millones de pesos están en manos de aquellos que se enriquecieron con el erario público, de ese y de los otros gobiernos que hemos tenido en la República Dominicana.

Se trata, por tanto, de una lucha que no debe tener sesgos, sino hacer que los corruptos, los que gozan de impunidad, los de ayer y los de hoy, sean procesados y que el dinero que sustrajeron de las arcas públicas lo devuelvan al Estado.

Propugnemos y que la marcha sirva para eso: para conseguir que ocurra lo de Guatemala que una comisión internacional independiente investigó los actos de corrupción y los resultados está ahí, pero no focalizar como nosotros observamos.

En esta cruzada contra la corrupción y la impunidad no se debe desechar, sino actuar de manera integral para desintegrar un flagelo que carcome los tejidos de la sociedad y de no hacerlo será solo un tema de coyuntura para que se beneficien políticamente determinados sectores.

Entonces que el tema no termine cuando termine la marcha, sino que sirva como un espacio de articulación para la construcción de una sociedad respetuosa de la diferencia y de la exclusión frente a esta problemática.

Esa debe ser la tarea que nos toca empujar a cada dominicano/a para construir un país de futuro y de castigo a los corruptos.

Benny Rodríguez
22 enero, 2017.

. El autor es periodista residente en Barahona

Carta enviada por: Hector Turbí | En Fecha: 2016-11-06
Asunto: Plantas carbón: Asquerosidad revestida de oro

Señor Director:

Cuando se conozcan los detalles de todas las barbaridades que ha perpetrado el Danilismo–Oficialismo para imponerle al país las plantas a carbón en Punta Catalina, tendremos que concluir que se trata del más asqueroso proyecto de toda nuestra historia republicana.

No importa que desde el principio se haya querido revestir de oro toda la podredumbre envuelta en el mismo.

El ultimo bandazo que ha dado el gobierno es el sometimiento y aprobación en el Senado de nuevas emisiones de deuda soberana por más 600 millones de dólares para sustituir unos de los préstamos imposibles de desembolsar por parte del BANDES de Brasil a la ya impresentable ODEBRECHT, compañía desacreditada en su propio país por especializarse en conseguir megaproyectos gubernamentales pagando sobornos. Hechos que sus ejecutivos no han tenido más remedio que reconocer públicamente, aunque aquí en nuestro país, la corte de bocinas pagadas con los fondos de los contribuyentes no se dé ni por enterada.

El tiempo transcurrido entre el inicio del proyecto y el presente se ha encargado de derretir todo el oro con que se quiso vender: “Proyecto llave en mano financiado a cargo de la empresa contratista, carbón limpio, barato, con impactos ambientales mínimos”, un sartén de mentiras que se han caído todas por su propio peso.

Y una mentirilla muy importante en boca del propio presidente Medina: “NO HAY GAS”, cuando en el país funciona desde hace muchos años una de las más importantes empresas internacionales que manejan el negocio del gas para la generación de electricidad en el mundo, la AES. ¿Y dónde van a conseguir gas los mexicanos que no podemos conseguir los dominicanos, para construir una termoeléctrica a ciclo combinado con una tecnología más adelantada, a un costo mucho menor con menos impactos ambientales?

Que nadie me acuse de exagerar al hablar de asquerosidad: Optaron el sucio carbón, no porque no pudiese encontrarse gas como se ha demostrado posteriormente, sino porque necesitaban un proyecto más complejo, más costoso y así poder justificar la mayor de sus asquerosidades: la corrupción, la sobrevaluación, las comisiones, los sobornos, imposibles de ocultar.

¿Cómo diablos pueden Juan Vicini, Danilo Medina y Rubén Bichara explicar que ODEBRECHT cobre US$2,040.7 millones para construir una planta de carbón de tecnología sub-crítica de 752 MW con un rollo de consecuencias sanitarias y ambientales, mientras que en México IBERDROLA cobra US$400 millones para construir una planta a ciclo combinado de gas natural con menos impactos ambientales de 850 MW? Siendo la nuestra casi seis veces más costosa.

¿Qué puede esperar una nación de una élite política y económica que es capaz de comprometer al país por 50 años con una tecnología que no sólo aumentará las emisiones de carbono, sino que nos obligará a tener que manejar cada año alrededor de 200 mil toneladas de cenizas (Rokas), con todas sus consecuencias de términos de muertes de niños y ancianos?

Son criminales y – más temprano que tarde – deberán pagar las consecuencias de sus actos. Si de lo que se ha tratado es de buscar una solución a la problemática eléctrica nacional como se ha dicho, ¿por qué tantas complicaciones para sacar adelante un proyecto que ha debido manejarse con total transparencia?

Los intereses económicos ocultos y los manejos mafiosos y corruptos lo explican todo: desde el inicio del proyecto sin estudios ambientales, sin permisos municipales, la emisión de decretos clandestinos de emergencia, la concesión de otra planta clandestina al lado de la que ahora se construye a una compañía de carpeta y la violación de todas las más elementales normas legales.

Ha habido tanta asquerosidad que las plantas se están construyendo en el perímetro de un terreno de 3,600 tareas bajo la “propiedad” del Grupo Vicini; y el Congreso Nacional ha aprobado todos los contratos asociados a este proyecto sin que un solo legislador de este país le pueda explicar a la sociedad los términos de un supuesto contrato de arrendamiento que esconden los Vicini, como el secreto mejor guardado del mundo.

Pero hay mucho más. En octubre del 2017, deben entrar en operación de prueba las plantas de carbón según el contrato suscrito con ODEBRECHT-TECNIMONT-ESTRELLA y resulta, que en octubre del 2018, es decir un año después, no hay ni la más remota posibilidad de que el país tendrá luz de este proyecto, fecha en la cual el presente gobierno estará desacreditado no ya ante los ojos de los que nos hemos opuesto desde el principio, sino ante la gran masa de la población a la cual se le ha vendido una falsa solución a un costo económico, ambiental y humano exageradamente alto.

¿Y qué se espera de que las plantas en la próxima década? Un desastre en todos los sentidos, las plantas diseñadas con una vida útil de 25 años para funcionar por más de 50, difícilmente podrán operar por 10 años, porque a finales de la década que entrará en el 2020, los impuestos y las restricciones al carbón en todo el mundo por razones conocidas, harán más cara la sal que el chivo, y el Estado, quien sea que esté en el gobierno, no tendrá más remedio que abandonarlas como anafes viejos, de los cuales las mafias económicas y políticas habrán sacado pingues beneficios como siempre.

¡Coño! ¿Hasta cuándo?

Hector Turbí

Carta enviada por: Víctor Sención | En Fecha: 2016-10-21
Asunto: Patana con cabezote con doble

Señor Director:

Hace unos años que observo en la carretera y avenida un cabezote con dos colas de patana detrás, ese es uno de los crímenes más impune que se están cometiendo en este país.

Ahora que el gobierno habla de seguridad vial, yo entiendo que lo primero que debe hacer el Ministerio de Obra Pública, es eliminar esos cabezote que andan con do cola de patana detrás.

Esos patanistas no tienen que ver para rebasarles a un vehículo, no importa que sea en una curva o recta, ellos rebasan donde quiera.

Atentamente,

Víctor Sención

Carta enviada por: José Medina Fleury | En Fecha: 2016-10-07
Asunto: Haití otra vez

Señor Director:

Con el impacto devastador causado por el poderoso ciclón Mathew al vecino país de Haití, una vez más ese “Estado” necesita de la mano amiga de la comunidad internacional para aliviar sus necesidades básicas.

Según las informaciones internacionales la cifra de muertos en Haití causadas por el fenómeno atmosférico ronda los 300, quizás ese número las autoridades de esa parte de la isla la estén hiperbolizando a fin de victimizarse más aun y presentarse ante el mundo como una comunidad que urge, aunque esa sea la realidad, la ayuda nueva vez de la mano amiga de de los países del mundo, sin excepción.

Recordemos que cuando se produjo el terremoto en esa parte de la isla nuestro país estuvo a la vanguardia de la ayuda internacional proporcionándole abundante comida y medicamentos inclusive, el territorio dominicano como puente para hacerle llegar la asistencia de los demás países, entre otras muestras de solidaridad.

La comunidad internacional no sólo le proporcionó alimentos, medicamentos, casas rodantes, universidad, sino también millones de euros y dólares y todo eso para que le sirvió a ese desvencijado pueblo si ha seguido con igual o peor miseria alimentaria e institucional.

Por esa razón, nosotros no debemos volver a hacer el papel de limosnero y repetir, de manera inútil el brazo solidario del dominicano y en vez enviar hacia el exterior (Haití) enviemos al interior, a nosotros mismo, que mucha falta nos hace.

Ellos deben parcialmente suplir sus necesidades alimentarias del mercado binacional que se efectúa en la frontera y no volver nunca más a vedar los alimentos que exportamos hacia allá que aquel lado sólo produce guasábaras y otros arbustos que ni los puercos los comen.

José Medina Fleury
Periodista

Carta enviada por: Félix Betances | En Fecha: 2016-09-05
Asunto: ¡Yo necesito “Mi Congreso”!

Señor Director

Todos recuerdan esa expresión con la cual el Presidente Danilo Medina arengó a su militancia desde la “empobrecida” provincia de Pedernales.

Algunos¨, incluyendo a los enfurecidos y fanáticos de la política (bebe tragos, lamones (lambones) y otros), no se dieron cuenta de por dónde andaban las intenciones del Presidente, pero hoy empiezan a darse cuenta de la dura realidad, cuando ya no hay tiempo.

El Presidente quería su Congreso, sólo con la intención de dominar a plenitud el sistema de gobierno que (de nombre), predomina en la República Dominicana el cual, sólo en la Constitución Dominicana, dice que es: democrático y representativo, compuesto por tres poderes independientes entre sí y que contrario a eso, siempre se han manejado coligados o simplemente maniatados por el Poder Ejecutivo.

Decir: "Necesito mi Congreso", no fue más que una indelicadeza de un candidato presidencial, que a simple vista, dejó entrever hacia donde se dirigiría la Nación, una vez llegado al Poder.

Para muestra basta un botón, como dice la enseñanza popular, pues, ese Congreso que tiene dueño, (el Presidente de la República), en una demostración de desparpajo y sin guardar las más mínimas apariencias, en un acto imprudente en grado superlativo, en franca burla a un pueblo tan maltratado, como lo ha sido éste por los gobiernos de las últimas décadas; y lo peor de todo, a penas iniciando su primer año escolar, se destapan con un abusivo y criminal aumento de salarios.

Esa es nada más una muestra de lo que aquí va a pasar en los próximos cuatro años y que podrían sentar las bases para un “funesto desgobierno” en la Patria de Duarte.

¿Por qué un desgobierno? Porque no se puede hablar de un buen gobierno en un país donde el sistema que tenemos es el democrático, y el Poder Ejecutivo tiene su Congreso y por demás está decir, que gobierna o maneja a su antojo el Poder Judicial.

Ese grupo que más que congresistas pudiera llamárseles “charlatanes”, con raras excepciones, debió inaugurarse, tomando en cuenta a los trabajadores públicos dominicanos, los cuales hace más de doce años que no reciben un aumento salarial, no obstante devengar en la mayoría de los casos, salarios de miseria. ¿A los legisladores no les alcanza lo que ganan y a los trabajadores sí les alcanza? No hay burla de mayor tamaño y esa debió ser su primera materia como estudiantes.

Joaquín Balaguer decía en sus afanes políticos que: “Lo bueno no se cambia”, eso tiene mucha lógica, aunque él lo utilizaba como capital político en su beneficio; a esto sin embargo hay que agregar que: “Lo malo no se repite” y es lo que precisamente acaba de pasar en nuestro País, donde se repitieron a todos los malos que en varios años de ejercicio, nunca hicieron nada que no fuera daño a los que los llevaron a esas posiciones.

A esto hay que agregar, como para ponerle la tapa al Pomo, lo que dice el refrán popular, la incumplida promesa del Presidente Medina, en el sentido de que haría los cambios necesarios, especialmente de aquellos funcionarios que han realizado un flaco servicio al país; pues los cambios que ha hecho, no han sido otra cosa que cambios de posiciones, para encubrir algunas faltas.

¡Ahí está su Congreso señor Presidente!. Sólo nos falta el Corral.

Atentamente,

Félix Betances

Carta enviada por: Freddy P. Galarza | En Fecha: 2016-08-20
Asunto: Más sobre la Cámara de Cuentas

Señor Director:

Los funcionarios públicos electos, reelectos, designados, ratificados o que sigan en sus cargos después del pasado 16 de agosto de este año, deben proceder a depositar su declaración jurada en un plazo de 30 días.

En una entrega anterior habíamos citado las violaciones a la ley 311-14, de cientos de funcionarios público sobre sus declaraciones de bienes y su poco interés a los llamados hechos por la presidenta de la Cámara de Cuentas, Licelott Marte de Barrios.

El cúmulo de trabajo que tendrá esa institución se duplica luego de la toma de posesión de los nuevos funcionarios electos y los que serían nombrados por el poder ejecutivo que la ley los obliga a realizar su declaración jurada.

Con la cantidad de funcionarios que se muestran renuentes a entregar su declaración patrimonial sería más difícil a la Cámara de Cuentas determinar quien falsea dicha documentación por el cúmulo de expedientes que podría ser depositados y el tráfico de influencia estaría latente para que se cometan irregularidades.

La institución ha declarado que unos 2,065 funcionarios del estado no se han puesto al día en su declaración patrimonial, significaría para la gente común que posiblemente estarían ocultando la procedencia de los bienes obtenidos.

Hace unos días el presidente de la JCE, Roberto Rosario, recibió la visita de la presidenta de la Cámara de Cuentas Marte de Barrios, para tratar el tema en la que el organismo electoral se comprometió enviar una relación de todos los funcionarios electos que concluyeron su gestión el pasado 16 de agosto, así como, aquellos que fueron reelegidos y de lo que por primera vez fueron electos.

El propósito de esa reunión entre ambos funcionarios sería facilitar a la Cámara de Cuentas que inicie los trabajos con relación a la declaración jurada de bienes de aquellos servidores del Estado en los plazos que establece la ley.

Es notable la dificultad que ha encontrado la presidenta de la institución Marte de Barrios en hacer valer la ley, se ven los esfuerzos realizados en ese sentido. Sin embargo, debe darse un ejemplo haciendo uso de los artículos 5 y 6, de la ley 311-14, que la faculta para actuar contra los violadores de la misma.

El poder que tienen algunos que otros funcionarios del Estado no debe atemorizar a la presidenta de la Cámara de Cuentas, Licelott Marte de Barrios, en la aplicación de la ley que tiene en sus manos.

Atentamente,

Freddy P. Galarza

● El autor es periodista, radicado en Nueva York, EEUU.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>