Lunes  30 de Marzo de 2020 | Última actualización 09:24 PM
Por: Editor de Internacionales | 7:27 PM

EL PASO, EE.UU., 20 ago.- El Gobierno de Estados Unidos rehúsa entregar cierta información confidencial a los abogados del terrorista Luis Posada Carriles bajo el argumento de que no hay bases legales que le obliguen a suministrar ese material, según un documento judicial que obtuvo la agencia de noticias Efe.

La información está relacionada con el proceso judicial que se le sigue a Posada Carriles en un tribunal de El Paso (Texas), por presuntamente mentir a las autoridades estadounidenses en su trámite de asilo político y de ciudadanía.

Los fiscales federales, que han solicitado una orden judicial para proteger la información, respondieron a una solicitud de la defensa del acusado vinculado a la CIA, en el documento presentado en el tribunal el pasado miércoles 19 de agosto.

"El acusado señala que las reglas de procedimientos civiles federales requieren que el Gobierno le entregue documentos que intenta mantener fuera de su alcance bajo la orden de protección solicitada", indicaron los fiscales.

El Gobierno estadounidense expone que los argumentos de la defensa carecen de fundamento, ya que los procedimientos civiles no aplican en casos criminales.

"Lo que el Gobierno busca es una orden de protección que rija el manejo y tratamiento de los documentos que serán presentados al acusado en el tiempo apropiado", se indicó en el documento judicial.

La Fiscalía Federal aseguró haber presentado ya ese material al tribunal en sesión privada, cumpliendo así con una orden de la jueza Kathleen Cardone emitida en julio pasado, "esperando que la corte entienda así la necesidad de una orden de protección".

Entre los documentos incluidos en el expediente del confeso terrorista Posada Carriles hay una moción de la periodista Ann Louise Bardach solicitando que se le libere de la orden de presentarse ante el tribunal por el caso.

También pidió confidencialidad con el material relacionado con la entrevista que hizo al terrorista cubano, con nacionalidad venezolana.

La Fiscalía intenta probar con esa entrevista que el torrorista presuntamente mintió a las autoridades migratorias en su petición de asilo político cuando aseguró no haber tenido participación en los atentados con bombas a hoteles de Cuba, en 1997, en los que falleció el turista italiano-canadiense Fabio Di Celmo.

Al peligroso terrorista se le acusa también de haber mentido cuando aseguró que su ingreso ilegal en el 2005 al país fue vía terrestre a través de la frontera Matamoros (México) y Brownsville (Texas), cuando según la fiscalía hay testigos que indican que lo hizo por mar, vía Isla Mujeres-Miami, con la ayuda de otros individuos vinculados a las acciones de terror reaslizadas por él.

Venezuela ha demandado a las autoridades judiciales estadounidenses la extradición del terrorista Posada Carriles hacia ese país siramericano, quien en más de una comparencia pública ha confesado su participación en el estallido de un avión de Cubana de Aviación en 1976, con 73 personas a bordo.