Lunes  23 de Septiembre de 2019 | Última actualización 08:37 PM
Por: Prensa Latina | 3:45 PM

BOGOTA, 21 de septiembre, 2019 (PL).- Noruega, garante junto con Cuba de la mesa de conversaciones entre el Estado y la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), reafirmó su compromiso con la paz de este país sudamericano.

John Petter Opdahl, embajador de esa nación europea aquí, expresó en una entrevista divulgada hoy por la Fundación Paz y Reconciliación que "para nosotros es muy importante apoyar la reincorporación de los exguerrilleros porque nos parece clave para el futuro del país, pero también para la estabilidad y la seguridad nacional".

Nunca hemos dejado abandonado un proceso, a menos que las partes así lo quieran. Noruega ha sido un socio confiable y coherente en procesos largos, enfatizó el diplomático.

Hemos visto que, a pesar de la situación que tuvimos con la salida del proceso de algunos de los excomandantes, es importante ver que hay muchos proyectos productivos en marcha, ya implementados, y veo que la implementación va a un buen ritmo, opinó.

Al mismo tiempo, apuntó Opdahl, 'la comunidad internacional, como el Gobierno mismo, hemos sido muy claros en que aquí estamos apoyando absolutamente a quienes están dentro del proceso y quieren seguir adelante'.

A su juicio, dentro de la comunidad internacional y también en la gran mayoría de los colombianos en 2019, es imposible no imaginarse un camino sin paz y sin cumplimiento de los acuerdos para que haya un desarrollo sostenible y seguro para la población.

Hay una generación nueva que quiere cuidar su país de una manera diferente y, para lograr eso, el camino es la paz, es poder vivir en un país más tranquilo, enfatizó.

El 31 de agosto último, Cuba y Noruega ratificaron su compromiso con la paz de este país sudamericano y expresaron su profunda preocupación por el reinicio de la lucha armada por parte de algunos miembros de las FARC-EP.

Los países garantes "respaldan a todos aquellos que defienden el proceso de paz en Colombia y confirman la vigencia del histórico Acuerdo Final de Paz y consideran que su implementación efectiva y estricto cumplimiento es el camino para preservar la paz", manifestaron mediante un comunicado.

En este contexto, apuntaron, reviste particular relevancia la protección de la Jurisdicción Especial para la Paz, que fue diseñada y acordada con el objetivo prioritario de garantizar la verdad, justicia, reparación y no repetición.

También consideran de particular relevancia los temas vinculados con la reforma agraria, la sustitución de cultivos de uso ilícitos, la seguridad y la plena reintegración y reincorporación de los excombatientes de las FARC-EP a la vida civil, en interés de consolidar el proceso de paz.

El 29 de agosto último, algunos exmiembros de las extintas FARC-EP anunciaron el inicio de una nueva etapa de lucha como respuesta a la 'traición del Estado colombiano a los Acuerdos de Paz' firmados en 2016.