Lunes  10 de Agosto de 2020 | Última actualización 01:20 AM
Por: Prensa Latina | 9:52 PM

LA HABANA, 8 de agosto, 2020 (PL).- El servicio de transporte público quedará suspendido desde el lunes en la capital de Cuba, como medida de reforzamiento para enfrentar el rebrote de casos positivos a la Covid-19, informaron hoy autoridades del sector.

Ello incluye a transportistas públicos y quedan en suspenso de oficio las licencias a los del sector privado.

También se suspenden los despachos de carga particulares, las escuelas de automovilismo y otros servicios del sector transporte.

Así lo informó el coordinador de Industria y Transporte del gobierno capitalino, José Conesa, durante el programa radial y televisivo Mesa Redonda.

El funcionario indicó que las unidades públicas apoyarán la movilidad de trabajadores de centros de producción o servicios indispensables, así como el traslado de pacientes a centros de salud.

Conesa adelantó sobre el reforzamiento de puntos de control en autopistas y carreteras que comunican a la capital con otras provincias, para limitar y controlar el flujo de viajeros.

En la propia emisión se informó que los turistas nacionales deberán someterse a test rápidos en los policlínicos de su área de salud con 48 horas de antelación a su reservación, que no podrá ser en instalaciones turísticas de La Habana.

Además, las agencias responsables de esas reservaciones realizarán tomas de temperatura a los viajeros, quienes además tendrán que presentar declaraciones juradas para confirmar que no provienen de localidades en riesgo o cuarentena.

Por su parte, el coordinador de Gastronomía y Comercio del gobierno provincial, Julio Antonio Martínez, dijo que los restaurantes y cafeterías solo brindarán productos para llevar.

Martínez también informó del cierre de espacios en los que brindan servicios actores económicos privados.

En la capital cubana fueron cerradas desde hoy las piscinas y playas.

Cuba enfrenta focos de rebrote de la Covid-19, enfermedad que semanas antes aparecía bajo control, a la baja, en la isla.

Al cierre del viernes están ingresados en hospitales para vigilancia epidemiológica 773 pacientes y 356 son positivos a la pandemia, la cifra más alta en los últimos meses.

Otras 11 mil 220 personas se vigilan en sus hogares, desde la atención primaria de salud.

Cuba acumula dos mil 888 casos positivos a la enfermedad y en la última jornada fueron confirmados 59 casos positivos, aunque de ellos 41 tuvieron fuente de infección en el extranjero.