Domingo  26 de Enero de 2020 | Última actualización 07:57 PM
Por: Prensa Latina | 1:34 PM

BUENOS AIRES, 24 de enero, 2020 (PL).- El expresidente Evo Morales, desde Argentina, donde se encuentra asilado, condenó hoy la suspensión de las relaciones diplomáticas del gobierno golpista de Bolivia con Cuba, anunciadas por el canciller interino, Yerko Núñez.

"Condenamos profundamente la suspensión de relaciones del gobierno de facto de Áñez con la hermana República de Cuba y el deterioro permanente de imagen internacional del Estado Plurinacional de Bolivia de respeto a la libre autodeterminación, soberanía y diplomacia de los pueblos", escribió el líder indígena en su cuenta en Twitter.

Esta mañana, en conferencia de prensa, Nuñez dijo que tal decisión responde a los supuestos 'agravios' del ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez.

El gobierno de facto encabezado por la autoproclamada presidente Jeanine Áñez, desde que usurpó el poder en el contexto del golpe de Estado contra Evo Morales arremetió contra Cuba, especialmente contra el personal de la Salud que laboraba en ese país.

A pesar de que los médicos cubanos regresaron a su nación, las autoridades golpistas continúan atacando su labor solidaria, que beneficiaba a cientos de miles de familias bolivianas, sobre todo humildes, tal como hizo Áñez este 22 de enero en el acto para celebrar la fundación del Estado Plurinacional.

"Vulgares mentiras de la golpista autoproclamada en #Bolivia. Otra muestra de su servilismo a #EEUU. Debería explicar al pueblo que tras retorno a #Cuba de colaboradores, por la violencia de la que fueron objeto, se han dejado de realizar más de 454 440 atenciones médicas", escribió el canciller cubano en su cuenta en Twitter.

Añadió que "Dos meses sin brigada médica cubana en #Bolivia se traduce en casi 1000 mujeres que no han contado con asistencia especializada en sus partos y 5000 intervenciones quirúrgicas y + de 2 700 cirugías oftalmológicas que no se han realizado. No son solo cifras, son seres humanos".

En tanto, muchos bolivianos, familias enteras, claman por la presencia de médicos, porque hasta la fecha el régimen golpista no tiene capacidad para reponer los servicios suspendidos desde la salida de la brigada médica cubana del país andino amazónico.

El pasado 16 de noviembre, los primeros 200 médicos de Cuba que prestaban servicios en Bolivia partieron hacia su país desde la ciudad de Santa Cruz.

Tras el golpe de Estado en la nación suramericana el 10 de noviembre pasado, contra el gobierno de Evo Morales, comenzó un asedio al personal de la Salud de Cuba que atendía a la población más necesitada en virtud de acuerdos entre los dos países.

La Brigada Médica cubana estuvo 13 años en diversos puntos de la geografía boliviana donde salvó cientos de miles de vidas y devolvió o mejoró la visión a alrededor de 700 mil personas entre lugareños y foráneos.

La cooperación fue fruto del acuerdo firmado en 2005 por el entonces presidente, Evo Morales, y el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, el cual incluyó, además del envío de contingentes médicos, el otorgamiento de unas cinco mil becas a jóvenes de Bolivia para estudiar medicina en la mayor de las Antillas.

El impulso al programa de oftalmología Misión Milagro es otro de los resultados de esa colaboración en materia de Salud.