Jueves  01 de Octubre de 2020 | Última actualización 09:39 AM
Nuestra extraña forma de ser
Por: RAFAEL E. CAAMAÑO C. | 11:32 PM

La gran mayoría de los países resaltan los méritos de sus hombres y mujeres, y rinden tributo solemne a su memoria en la hora de la despedida de este mundo terrenal.

Francia destacó con vehemencia inusitada la grandeza de Edith Piaff. España lloró de manera inconsolable la muerte de "La Faraona" Lola Flores.

Los flemáticos ingleses vertieron su dolor en la partida de Lennon, lider de "Los Beatles".

México reverenció hasta lo indecible la desaparición física de Jorge Negrete, Agustín Lara, Pedro Infante y más recientemente la "Doña" María Féliz.
-------
VIDEO: Alfredo Sadel y Benny Moré cantan a dúo "Alma Libre":

http://www.youtube.com/watch?v=gWtYFf3-qvE&feature=related
-------
Puerto Rico dejó constancia de su profundo sentir al despedir los restos mortales de Julita Ross, Miltha Silva, Boby Capó, Daniel Santos, Gilberto Monroig y Felipe Rodríguez.

Venezuela no se quedó atrás y honró la memoria del gran tenor Alfredo Sadel con una Orden al mérito artístico. Y hasta la Cuba de Fidel, se supo despojar de todo su hermetismo y verter lagrimas y muestras de dolor en el deceso de Montañez y Celia Cruz.

En estos días los dominicanos reafirmamos nuestra extraña forma de ser, en la hora de reconocer a esos héroes del arte y la cultura.

A esos místicos personajes que con el rico tesoro de sus voces, supieron poner en altos el nombre de República Dominicana.

Se nos fueron Violeta Sthepen, Luis Vásquez, Lita Sánchez y el culto Jesús Torres Tejeda y con anterioridad habían pasado a mejor vida Teté, Marcial, Ramón Pérez (El Che), Rafael Colón, Alberto Beltrán, Nicolás Yabra, Nicolás Casimiro y el llamado Caruso dominicano, Susano Polanco.

Pero de seguro, para las generaciones presentes son nombres desconocidos. A los medios de comunicaciones al servicio de los emporios discográficos nada les beneficia; les resulta mejor alienar a una juventud promoviendo disparates estimuladores del sexo al más bajo nivel, el alcohol y la drogadicción.

El arte en su máxima expresión no cuenta. No importa sus contribuciones en pro de la grandeza del país.

Al morir, bastó una pírrica mención en las páginas luctuosas. Los editoriales están reservados a los notables de la política; las finanzas o el mundo de la diplomacia y los negocios.

¿Qué importa el valor estético de sus aportaciones? Reconocerlas habrá de ser tarea de las nuevas generaciones.

Gracias Sr. Caamaño por su artículo. Como apasionado del bolero me identifico con sus planteamientos. Toca a quienes de alguna manera trabajamos en emisoras y progtramas de tv, mantener en alto la trayectoria de nuestros artistas, hombres y mujeres que mantienen nuestro país vigente por sus producciones musicales. Intérpretes, músicos y compositores. Desde este extremo de la isla, reciba usted y sus lectores, nuestros afectos y saludos.

Ramiro Francisco , Puerto Plata

Senor Caamano, podria por favor decir donde puedo conseguir grabaciones de Ramón -Che- Pérez. Me interesa más que nada Gota de Lluvia. Gracias.

Nita Adames , Bronx, NY

Caamaño: Qué gran artículo, cuantas verdades sobre el accionar de los jóvenes con los grandes de este país. Colá, cuanto gusto, cuanto sentimientos en un solo cantante Dios mío, la espiga de ébano, que cantante más prodigioso. Ahora cualquiera se hace ídolo mediático de estos jóvenes que no estudian que no leen. La mayoría de los locutores musicales son semi-alfabetizados y se deben al mandato de las editoras de discos y de los programadores de las radiodifusoras que hay en el país. Gracias chino por este artículo; que igual a los de monchín, no me los pierdo. Saludos desde San Juan a Luis Ramón de los Santos Figuereo.

euridice figuereo segura , San Juan de la Maguana

Apreciado y querido hermano Monchín: Una persona con la versatilidad tuya jamás podrá ser monotemático. Que prefieras escribir sobre un tema tan apasionante como el Bolero, sólo demuestra tener profundo conocimiento y dominio absoluto del tema en cuestión, si no también una extraordinaria sensibilidad. No todos tenemos el don exquisito de tratar un tema con tantas variables, con esa maestría que sólo puede tratar el maestro Luis Ramón de los Santos.

Rafael E. Caamaño C , Comendador, R. D.

¿Quién se acuerda de Juan Lockward, el mago de la media voz? ¿Cuántos saben que Mario de Jesús era dominicano? Si le preguntan a algún locutorcito de los de ahora quienes fueron Pedro Pérez Vargas, Luis Manuel Espinal (Potemkim), Juan Llibre o Ramón Rivera Batista seguramente te responderán con un: ¿eh? Esa es la razón querido hermano Chino por la que yo escribo sobre el bolero, aunque me acusen de monotemático, porque hay cosas que uno no puede permitir que se olviden, sencillamente.

Luis R. De los Santos F. , Boston, USA

Hermano, ahi cabe la famosa frase que dice : "Oh América infeliz, que sólo reconoces a tus grandes vivos cuando ya son tus grandes muertos".

Luis R. De los Santos F. , Boston, USA