Domingo  05 de Abril de 2020 | Última actualización 09:53 PM
Honduras en vísperas de días cruciales de lucha antigolpista
Por: RAIMUNDO LOPEZ, enviado especial. | 2:20 PM

TEGUCIGALPA, 22 jul (PL).- La resistencia pacífica de Honduras protagoniza hoy su vigésima quinta jornada contra el golpe de Estado, cuando están por agotarse los plazos para una solución negociada de la crisis.

Junto a las marchas en las calles y otras acciones, el Frente Nacional contra el Golpe de Estado ultima los preparativos para un paro general mañana y el viernes próximo, para exigir la restitución del orden constitucional.

La decisión de incrementar las acciones para demandar también el regreso del presidente Manuel Zelaya fue acordada en una reunión nacional de la dirigencia del Frente el pasado domingo.

Los golpistas van a caer, la comunidad internacional los mantiene aislados y el pueblo se mantendrá en las calles hasta su derrota, dijo a Prensa Latina Juan Barahona, uno de los principales dirigentes del Frente.

Recordó que las centrales sindicales acordaron convocar el paro general para golpear a la oligarquía nacional promotora de la asonada donde más le duele, en sus bolsillos.

Uno de los dirigentes de los gremios magisteriales de Honduras, Milton Bardales, recordó que en esos días los docentes reanudarán el paro antigolpista que mantuvieron durante las tres últimas semanas.

Añadió que en los días de clases, lunes, martes y miércoles, los maestros buscan motivar a los estudiantes y los padres de familia para reforzar la lucha por restablecer el Estado de Derecho.

En tanto, esta noche vence el plazo de 72 horas pedido por el presidente de Costa Rica, Ã"scar Arias, para intentar nuevamente encontrar una solución negociada a la crisis desatada por el golpe militar del 28 de junio pasado.

Las pláticas fracasaron ante la negativa de la delegación del gobierno de facto de aceptar las propuestas de Arias, que buscaban el regreso de Zelaya con el compromiso de amnistiar a los golpistas y el abandono de sus planes de reformas democráticas.

Zelaya aseguró que terminado ese nuevo plazo, ingresará al país por cualquier frontera para encabezar una caravana de la esperanza junto al pueblo, derrotar a los golpistas y completar su mandato para el cual el pueblo lo eligió.