Domingo  20 de Agosto de 2017 | Última actualización 03:53 PM
Hallan sangre en casa del sacerdote imputado de muerte adolescente
Por: JAVIER PEGUERO | 1:52 PM

SANTO DOMINGO, 11 agosto, 2017.- Investigadores de la Policía Nacional y los fiscales encontraron rastros de sangre en casi todo el interior de la casa parroquial en donde vivía el sacerdote Elvin Taveras Durán, acusado de la muerte del adolescente de 16 años, Fernelis Carrión Saviñon.

Las autoridades rociaron un compuesto químico llamado “Luminol”, que les permitió encontrar las evidencias de sangre sobre diferentes objetos, paredes y pisos de la sala, una habitación, el baño y las escaleras, según consta en los expedientes del Ministerio Público y la Policía Nacional.

La investigación en la residencia del párroco, se realizó mediante un allanamiento en la vivienda ubicada en la calle Padre Aulas, número 7 del residencial El Rosal, en Santo Domingo Este.

En la vivienda del religioso usaron el químico Luminol, para detectar trazas de sangre en las escenas del crimen y los investigadores apreciaron que el químico reaccionó en algunas áreas del piso y la pared, en una silla del comedor, en una cubeta blanca y otra verde que estaban en el baño, también en la pared que da acceso a la cocina de la vivienda.

Durante el descenso en la casa del sacerdote también recolectaron cuatro toallas blancas, dos tenían diseños de flores, había una lisa y otra donde se lee “Cabañas Expreso Oriental”, el mismo nombre que lleva un motel ubicado a seis kilómetros del residencial en donde vivía el sacerdote.

De igual forma se detectó muestras de sangre dentro del baúl del carro marca Nissan Sentra, rojo, placa A549344, propiedad del párroco.

De acuerdo con las pruebas y testimonios, los hechos sucedieron de la siguiente forma: un taxista a quien le dicen “El Cojo” y que era vecino de Fernelis, lo trasladó hacia la casa del sacerdote, eran cerca de las 10:45 de la mañana cuando el religioso recibió al joven en el portón de su casa.

Según se dijo el menor tenía en su celular dos videos teniendo sexo con el sacerdote, también algunas fotografías. El sacerdote le prometió la suma de RD$180,000 al joven para que borrara el material, pero cuando lo hizo, sólo le entregó RD$4,000. Por ese motivo, plantea la investigación, se originó una discusión acalorada y luego un forcejeo.

Alegadamente, el cura Elvin Taveras tomó un martillo que tenía en su habitación y golpeó a Fernelis en la cabeza dejándolo aturdido. Luego tomó un arma blanca con la que le produjo varias heridas, entre ellas el degollamiento. Introdujo el cuerpo en su carro y lo llevó a un solar baldío en la carretera Guerra-Bayaguana, donde abandonó el cuerpo, todo esto de acuerdo a lo establecido en los expedientes que se instrumentan.

Hallazgo del cuerpo

El pasado viernes, a las 6:50 de la tarde, investigadores de homicidios de la Policía se trasladaron a la carretera Guerra-Bayaguana para levantar un cadáver no identificado.

El cuerpo tenía un pantalón negro y un t-shirt del mismo color. Estaba descalzo, atado de pies y manos con cordones de calzados. En la cabeza tenía una funda negra amordazado con cinta adhesiva. El cadáver presentaba una gran herida en el cuello y varias heridas punzantes en la espalda.

Según la versión de los investigadores, el sacerdote Elvin Taveras Durán confesó haber cometido el crimen, tras su detención.

COERCION

Ayer le dieron coerción al párroco, lo que fue acogido por los abogados y los parientes de la víctima.

El abogado de la parte civil, Benito Medina, dijo que al sacerdote se le imputa haber violado los artículos 295, 297, 298 del Código Penal dominicano que tipifican el asesinato.

Un año en Najayo-hombres

El sacerdote Taveras Durán fue enviado ayer a la cárcel de Najayo-Hombres, donde cumplirá un año de prisión preventiva. La medida fue impuesta por el juez de la Oficina de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo, el magistrado Julio Aybar.

El abogado Miguel Liria se presentó como el defensor del sacerdote suspendido y reveló que el Arzobispado de Santo Domingo fue quien lo contrató para esos fines.

La fiscal titular de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, manifestó que trabajarán con empeño para demostrar en juicio de fondo la responsabilidad penal del religioso imputado y las circunstancias en que fue cometido el asesinato del menor Fernelis Carrión Saviñon.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>