Martes  24 de Octubre de 2017 | Última actualización 08:19 PM
Legitimidad ciudadana vs. poderes públicos y órganos del Estado
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 6:25 PM

La Constitución dominicana (todas las constituciones democráticas) consagra que la Soberanía reside en el pueblo, del cual emanan todos los poderes del Estado. De esta forma es entendible que el Poder Ejecutivo es electo por el pueblo en forma directa, al igual que los parlamentarios, en este caso diputados y senadores.

También son electos por voto directo del pueblo los Alcaldes Municipales y sus Concejales o regidores, los Directores de Juntas Distritales y los vocales de dichas demarcaciones.

Parecería entonces que el Poder Judicial y los órganos como el Tribunal Constitucional, el Tribunal Superior Electoral, la Cámara de Cuentas y el Defensor del Pueblo carecen de legitimidad, porque los mismos son electos por los demás Poderes del Estado y no directamente por el pueblo.

Sin embargo, debo decir que tanto el Poder Judicial como los demás órganos constitucionales señalados sí tienen legitimidad, pero una legitimidad constitucional y legal.

Se que quienes estén leyendo este escrito se están preguntando desde ya, por qué de legitimidad constitucional y legal. Bueno, pues hablo de legitimidad constitucional y legal, porque existe otro tipo de legitimidad que debe ser buscada por cada Poder y órgano del Estado, independientemente de que sea elegido por voto directo de los ciudadanos, es decir, por el pueblo, de donde emana todo el poder, o no.

Esa otra legitimidad a la que me refiero se llama “Legitimidad Ciudadana”, que es aquella que da el pueblo a los poderes públicos y órganos del Estado, cuando éstos con sus acciones se acercan al pueblo y cumplen con las funciones para las cuales existen tanto en la Constitución como en las Leyes.

Pudiera pensarse que, porque los poderes Ejecutivo y Legislativo son electos directamente por el pueblo, ya están legitimados por los ciudadanos y que por lo tanto no necesitan esa legitimidad ciudadana a la que hago referencia. Pues no es así.

El Poder Ejecutivo, el legislativo, los Alcaldes y sus concejales, los Directores de Juntas Distritales y sus vocales, necesitan de esa legitimidad ciudadana, pues de lo contrario, sus acciones carecerían de sentido ante ese mismo pueblo que los eligió.

Lo mismo ocurre con el Tribunal Constitucional, el Tribunal Superior Electoral, la Cámara de Cuentas y el Defensor del Pueblo.

El primero y el segundo son escogidos por el Consejo Nacional de la Magistratura mediante los procedimientos establecidos en la Constitución y las leyes, en tanto que el tercero y el cuarto son escogidos por el Poder Legislativo a través de ternas que son enviados por la Cámara de Diputados al Senador de la República para tales fines.

Estos órganos extra Poder y que no son de elección popular, necesitan Legitimidad Ciudadana,

La pregunta obligada ahora sería: ¿Cómo se gana la Legitimidad Ciudadana?

La legitimidad Ciudadana se gana con las acciones que desde el inicio de cada gestión lleva a cabo cada uno de esos órganos, incluyendo el Poder Judicial.

La ciudadana es quien legitima el acciones de las instituciones públicas en su conjunto, legitimidad que debe ganarse cada institución trabajando con respeto a la Constitución y las leyes, es decir, que los ciudadanos sientan que esas entidades son suyas y que están a su servicio con el buen accionar en tiempo optimo y oportuno.

Es innegable que todos los Poderes y órganos del Estado tienen legitimidad constitucional y legal, pues son electos por pueblo y están contenidos en la Constitución unos, en tanto los otros son escogidos por los órganos que conforman los tres Poderes del Estado, más sin embargo, la Legitimidad Ciudadana de la estoy hablando desde el inicio del presente escrito, es aquella que reconoce que las entidades públicas, están haciendo bien su trabajo y que responden a las necesidades del pueblo, ese mismo pueblo que la Constitución establece que es el dueño de la Soberanía y que de él proviene “todo el poder” (artículo 2 de la Constitución dominicana).

Lo anterior quiere decir que, cuando una entidad pública o Poder y órgano del Estado se aparte de sus funciones y no hace lo que deber hacer valga la redundancia, para que el pueblo se sienta satisfecho, entonces carece de Legitimidad Ciudadana, pues la gente no siente que esa institución, ese Poder del Estado o ese órgano del Estado le pertenece como ciudadano.

La Legitimidad Ciudadana es sumamente importante, pues cuando una entidad no es legitimada por la población, todo lo que hacen y dicen sus incumbentes cae mal, no importa que sea lo mejor que haya hecho. Eso porque, como dice antes, la gente no siente que esa entidad es suya, que le pertenece como ciudadano con derechos y deberes constitucionales.

Solo en los regímenes despóticos y dictatoriales la Legitimidad Ciudadana importa un comino, pues a los dictadores nunca le importará lo que piense o pueda pensar el pueblo, pues lo único importante en este tipo de regímenes es lo que piensa el “Jefe”. Lo que piense un ciudadano o ciudadana ni importa pero mucho menos interesa, pues la palabra del “Manda más” es “palabra de Dios”.

Pero en los sistemas democráticos, donde existen Constituciones que contienen un pliego de derechos fundamentales y garantías para hacer valer esos derechos; donde la Soberanía reside en el pueblo y no en una persona o institución, la Legitimidad Ciudadana será siempre necesaria para que los funcionarios y las instituciones que dirigen puedan tener reconocimiento social y puedan dar crédito positivo de sus acciones a favor del pueblo mismo, sin importar a cuál de los poderes públicos pertenecen.

Por eso, he dicho y sostengo ahora aquí que, la Legitimidad Ciudadana ha sido y sigue siendo la más importante de todas las legitimidades.

● El autor es abogado y periodista. En la actualidad se desempeña como procurador general titular de la Corte de Apelación de San Juan de la Maguana, con maestrías en Derecho Constitucional y Derecho Penal y Derecho Procesal Penal.

10 de Agosto del año 2017.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>