Lunes  11 de Diciembre de 2017 | Última actualización 10:04 PM
Educación y comercio
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 8:04 PM

Es tremendamente impactante el ver como la formación de los dominicano se convierte en un vulgar comercio, tanto en la educación a nivel primario, secundario y universitario, que ha ido convirtiéndose en sumamente oneroso para la ya disminuida economía de las familias.

Una opción que te mencionan cuando protestas por la subida constante de la matricula de inscripción en los colegios privados, y cuando te cobran el mes de agosto completo, cuando sólo recibirán docencia unos días, es que lleve a tus hijos a las escuelas públicas, porque saben que si bien la docencia que ellos imparten no sirve para nada, las que son subvencionadas por el Estado sirve menos.

La educación en este país es un vulgar comercio, sumándose con ello y con carácter de gravedad porque hablamos de la formación del futuro de la juventud, y por tanto de generaciones que deben dirigir el rumbo de esta desventurada nación.

En nuestro país, cualquier "salta para atrás", que tenga un poco de dinero, comienza un proyecto de colegio y le va añadiendo pedazos, hasta llegar a tener rápidamente un centro educativo, que se caracteriza por cambiar los libros todos los años, cuando antes todos los hermanos podían estudiar con los mismos libros que se los iban pasando del mayor al menor.

Ahora los cambian porque el dueño de la escuela está involucrado en relaciones de porcentajes con el editor de los cambiantes libros. Los dueños de los colegios, salvo honrosas excepciones, explotan a los maestros que laboran para ellos, a los conserjes, secretarias, etcétera. Y uno los ve creciendo cada año, enriqueciéndose rápidamente, gracias a la miseria de todo el que laboran para ellos.

Sólo por mencionar sitios dispares políticamente, tenemos el caso de Cuba, en donde la instrucción hasta la universitaria es gratuita, y en los mismos Estados Unidos. La educación primaria, secundaria, en sitios incluidos de gran calidad, son totalmente gratuitos, y con la universitaria puedes pedir préstamos que te conceden rápidamente, y después los puede pagar centavo a centavos. Con razón forman profesionales de alta calidad, que luego se cotizan alto en su actividad profesional.

Si la formación fuera adecuada, no me importaría que fuera cara, pero lo peor es, que llegan nuestros muchachos a la universidad y son prácticamente analfabetos. Una gran cantidad de faltas ortográficas, no tienen ningún tipo de cultura general, ni conocimientos de historia.

Esto lo demuestran los resbalones que han dado algunas "reinas de belleza". Sin olvidar que la sola participación en estos concursos revela la poca formación y la debilidad mental.

Pero donde esto sube al colmo es en la de tipo universitario. En nuestro pequeño país hay 42 Universidades dedicadas a comercializar. Siempre, salvo algunas excepciones, vendiéndole sueños a una gran cantidad de infelices, que cuando terminan (ya hasta los que son médicos, que antes tenían trabajo de inmediato), hay tantos, que el Estado, que usa el dinero en otras cosas, no le puede brindar trabajo.

Pero así pasa con los contables y abogados formados al vapor, con el sacrificio de familiares que sueñan con una vida mejor cuando el muchacho o la muchacha termine. El trabajo se le pone más lejano, si no es Peledeísta.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>