Martes  23 de Julio de 2019 | Última actualización 09:22 AM
Dictadura sin apoyo popular
Por: Columista de Barrigaverde.net | 3:26 PM

Siendo todavía maestro y guía de todos estos alumnos malos peledeistas, el profesor Juan Bosch elaboró la teoría de que en la Republica Dominicana, el gobierno que convenía era el de una dictadura, pero que tuviera apoyo popular, a fin de librarse de ese carnaval que se produce cada cuatro años, en los que se gasta todo lo que el país ha ganado en ese período, ya que estas elecciones están montadas sobre un andamiaje económico, que vulnera y lesiona a gran parte de la población, sin posibilidad de avance y desarrollo de la nación.

Cada partido o partiducho se convierte en una empresa, grande como ha pasado con el PRD, o pequeña como tantos ventorrillos que conocemos, y que ven la política con afán pecuniario solamente, y no como un instrumento para dotar a la nación de políticos y funcionarios con visión de avance y progreso para todas las clases sociales.

En cada carnaval electoral se mueven una gran cantidad de millones, frecuentemente de préstamos y hasta de narcotráfico, para doblegar voluntades, para comprar curules y puestos municipales, que si el país lo usara bien, hoy podríamos ser una nación desarrollada.

La visión de este gran estadista, era que si se podía consolidar un gobierno colegiado, debía quedarse un número de años que permitiera hacer avanzar al país.

Pero él no sabía que a quienes tenia al lado, iban a asimilar las enseñanzas del sátrapa ilustrado Joaquín Balaguer, es decir, de permanecer en el poder a sangre y fuego, y sobre todo tirando la honestidad y los principios éticos por el suelo.

En estos tiempos que vivimos, estamos asistiendo con asombro los aprestos reeleccionistas del presidente Danilo Medina, tratando de cambiar de nuevo la Contitución de la República, y pudimos de nuevo advertirlo, ya que habla de tener su propio Congreso, su propia Suprema Corte de Justicia, y lo de sacar a una jueza honesta, como es Miriam Germán, fue con el fin de tener jueces que se arrodillen facilmente y que son condicionados por el miedo, o comprados por el dinero.

Pero donde le zumba el mango al asunto, es cuando la Junta Central Electoral, emite un fallo declarando que la convención que realizó Miguel Vargas en el PRD es nula, ya que este mercader de la política responde a intereses de Danilo Medina, y este necesita los votos de los diputados de la bancada perredista, en sus intentos de cambiar la Constitución para reelegirse.

Están usando los mismos métodos que usó Trujillo cuando ascendió al poder en el 1930; le retiran la escolta militar y la protección al licenciado Román jaque, y usan una gran cantidad de artimañas, por ejemplo, sacaron al doctor Nieves de la emisora Z-101, usando el argumento de que el dueño de ese medio de comunicación, le debía una gran cantidad de dinero al fisco, sumas multimillonarias, que los lleva a sacar a comunicadores de esta categoría, y aun más combativos, como son los casos de Altagracia Salazar y Marino Zapete.

En fin, los que denuncian todas las barbaridades de este desgobierno del PLD, comienzan a emboscarlos y los van constriñendo, hasta tener que refugiarse en un canal de YouTube, ya que este medio no lo pueden cerrar.

En este intento dictatorial, pero sin apoyo popular, se ve hasta el crimen del periodista Blas Olivo, que se le achaca a la delincuencia común, pero aún no se sabe con claridad, y hacen 4 años, y la muerte del catedrático universitario de la UASD, Junior Ramírez, que es de todos conocidos, que se debió a la delincuencia política, pero tampoco se han juzgado a los culpables verdaderos.

Esto es para que veas pueblo Dominicano, que esto se va pareciendo a los doce años de Balaguer, en donde primó el autoritarismo. No lo tienen todo, porque afortunadamente, están divididos.