Domingo  19 de Mayo de 2019 | Última actualización 01:27 PM
Recusado una vez más juez Ortega Polanco del caso Odebrecht
Por: Prensa Latina | 7:28 PM

SANTO DOMINGO, 22 abril, 2019 (PL).- La defensa de uno de los imputados en el caso Odebrech en Dominicana, específicamente Conrado Pittaluga, recusó hoy al juez Francisco Ortega, quien aplazó el juicio hasta que se decida al respecto.

La recusación -algo ocurrido con anterioridad-, se llevó a cabo después del rechazo por parte de Ortega, juez a cargo de la audiencia preliminar, de una solicitud con el pedido de que ordenara a una telefónica entregar a Pittaluga unos documentos sobre la intervención del teléfono a uno de sus hijos, el cual también forma parte de su barra de defensa.

El juez justificó su decisión por considerar la solicitud improcedente en virtud de que el proceso se encuentra en la etapa preliminar.

Este lunes el Ministerio Público defendió la intervención del teléfono del hijo del imputado alegando que se hizo en "calidad de hijo de un imputado" y no en su rol de abogado.

Asimismo, explicó como en una investigación sobre lavado de activos la Fiscalía está en la obligación de investigar los vínculos del imputado con cualquier persona, máxime si se trata de un hijo que lo visita frecuentemente en la cárcel.

El juicio preliminar de este caso comenzó hace dos meses con la presentación de la acusación por la Fiscalía después de concluir la etapa de presentación de pruebas.

Posterior a los descargos de esta, le correspondió su turno a la defensa de los siete imputados, las cuales tuvieron cinco días cada una para desarrollar su exposición, período que terminó hace siete días.

Los imputados en el sonado caso son el expresidente del Senado Andrés Bautista, el senador Tommy Galán, los exsenadores Roberto Rodríguez y Jesús Vásquez, el exministro de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa, el abogado Conrado Pittaluga, y el empresario Ángel Rondón.

El caso Odebrecht se sigue en este país desde 2017 y los acusados están sentados en el banquillo por alegadamente recibir sobornos de parte de la constructora brasileña para la adjudicación de obras del Estado por un valor de 92 millones de dólares.