Jueves  06 de Agosto de 2020 | Última actualización 09:35 AM
El Circo de la Simulación
Por: ARNULFO MATEO, hijo | 5:25 PM

"Buenos días a todos, en el día de hoy le tendremos el espectáculo más completo que jamás sus ojos han podido ver, un show cargado de acróbatas, contorsionistas, equilibristas, escapistas, hombres balas, malabaristas, payasos, titiriteros, traga fuegos y zanqueros, de esta forma iniciaremos un gran desfile cargado de histrionismo y mucha emoción, les prometemos que no los vamos a defraudar para nada y se quedaran con el deseo de continuar regresando al circo más profesional del planeta, el "Circo de la Simulación".

Cuando llego al inicio de la obra teatral siento en mi alrededor un aura de mentira, cinismo e hipocresía, un sitio de donde jamás nadie podrá salir ileso a menos que te arrastres como las serpientes y utilices el veneno más puro, tóxico y poco favorable para los humanos bípedos y de gran corazón, cuando de repente, José Ingenieros cae en mi mano con el libro "El hombre Mediocre" y siento que el mismo es una insignificante obra comparado con lo que vivimos hoy, me duele decirles, que en 1934 Enrique Santos Discépolo se quedó corto al escribir "Siglo XX, Cambalache".

Por supuesto tengo que decirles, que me sentí mucho más incómodo e impotente al ver como Gregorio Samsa se volvía un insecto dentro del trato inhumano del cual era víctima día a día por su propia familia.

Al leer "La Metamorfosis”, de Franz Kafka, de un momento a otro escucho un estruendoso "Me involucro pero no me comprometo", dice el equilibrista; es la frase más celebre que oídos han podido escuchar, en donde cada elemento que conforma el staff hace sus piruetas y lleva a cabo la función que le toca y el personaje que el destino le depara lo encarna con tanta estética y organicidad que al final está tan cargado y lleno de sentimientos, que poco a poco se va haciendo parte innata de cada célula de su ser, genuinos e intensamente propios y reales.

"Divide y vencerás", eso dice el gran escapista, aquel que cargado de oportunismo, llega, busca ganancia y luego se va, así como la lluvia en una noche tenebrosa en medio de una tormenta, se hace presente, pasa y luego se marcha, cargada de miles de ilusiones ajenas a las suyas.

"Porque realmente lo importante es lo que yo siento, no importan los demás, soy el centro de la tierra, puedo hacer lo que me plazca y siempre salgo ileso"; el equilibrista vuelve a escena y refiere: "El mejor de todos los que han podido pasar por el circo de las simulaciones sin lugar a dudas es el gran escapista, todos los demás son actores de relleno, ya que les faltan todos esos elementos tan inmorales que tiene este importante personaje, que le hace un ser sin límites y encantador".

Realmente me dan deseos de pararme y salir, ya que el libreto de esta obra simplemente no está para espectadores como yo, pero al mirar hacia afuera simplemente veo como el cielo llora ante la puesta en escena de tal falsedad, la naturaleza conspira contra tal obra teatral, como si estuviera en desacuerdo con la abominación de la esencia humana, porque no se puede tener tanta despersonalización, deshonestidad, mentira, envidia…

No se puede estar cargado de tantos sentimientos negativos, puramente simulación, responde parándose de su butaca uno de los que pagaron el ticket para poder ver tan asqueroso y escalofriante hecho.

Y a seguidas, dice excitado: "detente bazofia humana, no es necesario que te manejes tanto y que causes tanto daño sin necesidad".

-jajajajajajaa, responde con una simple carcajada el escapista, diciendo: "no podemos luchar contra nuestra propia naturaleza, simplemente estoy hecho para esto, si estoy lleno de ira, celos, envidia, dolor, tristeza, manipulación y chantaje, no puede ser que de mí, se desprendan sentimientos positivos, jajajaja nunca en la vida".

La payasa refiere, cargada de emoción por el vínculo tan estrecho que los une, "tranquilos, es que nuestro encantador amigo el equilibrista es una persona que no tiene límites".

Continua la naturaleza llorando, mientras la obra sigue avanzando y se van demostrando cualidades tan maravillosas dentro del "Circo de las Simulaciones", se desmorona la ilusión y el anhelo que se tenía antes de llegar a este maravilloso lugar, siento en mi alrededor un aura de mentira, cinismo e hipocresía.

Un sitio de donde jamás nadie podrá salir ileso a menos que te arrastres como las serpientes y utilices el veneno más puro, tóxico y poco favorable para los humanos bípedos y de gran corazón, en donde cada día que pasa le tendremos el espectáculo más completo que jamás sus ojos han podido ver, un show cargado de acróbatas, contorsionistas, equilibristas, escapistas, hombres balas, malabaristas, payasos, titiriteros, traga fuegos y zanqueros .

De esta forma iniciaremos un gran desfile cargado de histrionismo y mucha emoción, les prometemos que no los vamos a defraudar para nada y se quedarán con el deseo de continuar regresando al circo más profesional del planeta, el "Circo de las Simulaciones".

Eliges tú el mejor personaje que puedas encarnar y procura no hacerte mucho daño; no cargues tu corazón de tantas energías negativas ya que agotarán las positivas, si es que las tienes y esto te llevará simplemente al fracaso como ser humano; aunque seas exitoso en el "Circo de las Simulaciones", serás un fracasado en el más y real importante circo, el "Circo de la Vida".

Gracias por su comentario al Circo de la Simulación!

, Dr. Arnulfo Mateo (Hijo), San Juan de la Maguana

Simplemente brillante y sin desperdicios.

, Luis Ramón De los Santos Figuereo, Boston, EEUU