Domingo  27 de Septiembre de 2020 | Última actualización 06:57 PM
Cuerpo profesora hallado enterrado presenta heridas de arma de fuego
Por: ARMANDO PASCUAL MADE | 12:03 PM

SAN JUAN DE LA MAGUANA, 14 de abril de 2020.- La Policía Nacional informó este lunes que la profesora Angela María Moreta, que había sido dada como desaparecida, en realidad fue ultimada por su compañero sentimental, y cuyo cuerpo fue hallado sepultado en el paraje Bayahondito, de la sección Mijo, del distrito municipal de Sabana alta, donde funciona una mina de tierra negra.

Precisa la Dirección Regional Oeste de la institución policial, con sede en esta ciudad, que el cuerpo sin vida de la joven mujer fue encontrado parcialmente enterrado debajo de una mata de cayuco, hallazgo logrado mediante una ardua búsqueda por agentes y oficiales de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM), la Policía Científica, entre otros.

Las autoridades policiales se hicieron a acompañar del procurador fiscal adjunto, doctor Francis A. Bido Matos, de la médica legista Creucia Encarnación Encarnación, comprobando que se trataba del cuerpo sin vida de la nombrada Angela María Moreta, de 32 años de edad, quien residía en la calle Marién, casa No. 10, de la urbanización Villa Felicia, de esta ciudad.

Antecedentes

El pasado 7 de abril de este año, familiares de Angela María Moreta se presentaron a la sede de la Regional Oeste de la Policía Nacional para presentar formal denuncia de que a la 1:00 de la tarde del pasado 5 de este mismo mes, la pareja de esta, Rafael Emilio De los Santos Ramírez, alias Rafa, había sostenido una discusión con ella.

Quien compareció a denunciar el caso es el señor José Antonio Moreta Dicló, de 50 años de edad, tío de la occisa, quien aseveró que la pareja se detuvo en el colmado Mateo, ubicado en la calle Eusebio Puello de esta ciudad, y que De los Santos Ramírez compró dos cervezas pequeñas, luego recibió una llamada de su expareja y que se malhumoró estrellando una puerta de su residencia.

Indica el profesor Moreta Dicló, que Angela desapareció tras ese hecho, por lo que hacía responsable al señor Rafael Emilio De los Santos Ramírez, de lo que pudiera pasar a su sobrina, según testimonió a la Policía Nacional.

Necropsia

El cuerpo de la mujer fue identificado por el denunciante, por lo que de inmediato las autoridades procedieron a llamar al Instituto de Ciencias forenses (INACIF), seccional de Azua, ya que el cadáver estaba en estado de descomposición, al tener entre siete u ocho días de fallecida.

La médico patóloga Ortencia Hiraldo Mercado, acompañada de los técnicos Francisco Díaz y Yoel Estiven Ramírez, quienes procedieron a realizar la necropsia, lo que determinó herida por arma de fuego en el tabique nasal, con salida por la regional dorsal; herida de arma de fuego en región supra clavicular izquierdo, con entrada y salida, según el acta de levantamiento del cuerpo, No.37832.

Las heridas que le provocaron la muerte a la profesora Angela María Moreta, según refieren los familiares, fueron ocasionada por la pareja de la víctima, el nombrado Rafael Emilio De los Santos Ramírez, alias Rafa, quien se encuentra ingresado en el hospital traumatológico Ney Arias lora, por haberse ocasionado herida de bala con fines suicida en fecha 6 de abril, de este año, según la Policía nacional.

Apresamiento

El arma de fuego usada en los hechos narrados, es una pistola marca Browning, calibre 9 milímetros, No. 296542, que De los Santos Ramírez portaba de manera ilegal, cuando se disponía a pasar por el puesto militar de Los Calimetes, del distrito municipal de Guanito, provincia Elías piña, cuando fue detenido por miembros del G-2 del Ejército.

Escena donde fue encontrado el cadáver

La Policía Nacional puso de conocimiento que la escena donde fue hallado el cuerpo de la occisa fue procesada por los técnicos de la Policía Científica y una vez en dicho lugar procedieron a fijar la escena mediante fotografía, realización de una inspección ocular y fueron colectados al lado del cadáver dos casquillos calibre 9 milímetro, color dorado, uno a 75 pulgada de distancia del cadáver y el otro a 95 pulgadas.

También, un celular color azul totalmente deteriorado, el cual estaba aproximadamente a 50 metros del cadáver y una botella de cerveza presidente color verde tamaño mediano, la cual estaba aproximadamente a 200 metros del cadáver.

En cuanto al cuerpo de la occisa, le fue entregado a sus familiares por las autoridades actuante y en cuanto al imputado del hecho, tan pronto sea dado de alta será puesto a disposición de la justicia.

La Policía Nacional dijo que desea destacar que “el concubino de la fallecida en fecha 21 agosto de 2018, fue sometido a la acción de la justicia por la unidad de violencia de género por maltrato a la hoy occisa, donde le fue impuesta medida de coerción de tres meses de prisión preventiva.