Martes  11 de Agosto de 2020 | Última actualización 06:56 AM
Dominicanos salen a votar en medio de los embates de la Covid-19
Por: EDILBERTO F. MENDEZ AMADOR | 8:51 AM

SANTO DOMINGO, 5 de julio, 2020 (PL).- Cuando los dominicanos voten hoy para elegir a un nuevo presidente, al vicepresidente, 32 senadores y 190 diputados, lo harán bajo el embate de la Covid-19, enfermedad atravesada en los comicios del país.

Vale recordar que las elecciones de este domingo estaban previstas efectuarse el pasado 17 de mayo, pero la cuarentena establecida para evitar el crecimiento de la pandemia lo impidió.

Sin embargo, la situación sanitaria del momento es tan compleja como aquella, la víspera hubo record de contagiados con mil 36 casos en 24 horas para alcanzar la cifra total de 36 mil 184 infectados y se llegó a los 786 fallecidos y así ha sido en las últimas semanas luego de la reapertura económica de la nación.

Es un desafío grande porque todos desean que exista una masiva participación en los comicios y que con el riguroso protocolo sanitario establecido no existan contagios de importancia, pero de lo dicho al hecho va un gran trecho y sin dudas, el virus hará disminuir la presencia de votantes y es de esperar incremente los enfermos.

De todas formas, siete millones 529 mil 932 dominicanos irán a las urnas ubicadas en 16 mil uno colegios electorales en el país y mil nueve en el exterior, de ellos seis millones 934 mil 53 sufragarán en territorio dominicano y 595 mil 879 fuera de su nación.

Los centros de votación permanecerán abiertos desde las 07:00 hasta las 17:00 (hora local) custodiados por 63 mil 500 miembros de la Policía Militar Electoral.

Asimismo, laborarán en el proceso 164 mil 687 personas: 80 mil cinco en los colegios electorales, 11 mil 200 facilitadores y seis mil 800 técnicos, entre otros.

Estas elecciones, a pesar de ser vitales para la nación, no contaron con el mismo ímpetu de procesos anteriores e incluso tuvo una campaña atípica, pero así y todo las organizaciones políticas esperan una alta participación que se acerque a la de otros procesos.

El presidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaños, llamó a votar masivamente y temprano, mientras los directores de Elecciones e Informática garantizaron que todo estaba listo para llevar a cabo un proceso sin dificultades.

Ha llegado el momento crucial, o como se le dice, el día de la gran encuesta, la cual dirá quiénes ganan y cual organización política obtendrá los mejores resultados, pero todo parece indicar habrá una segunda vuelta, la cual, de ser así, tendría como fecha el 26 de julio.

Serán mil 800 candidatos en total aspirando a 264 cargos, siendo la mayoría hombres con mil 58 aspirantes y 742 mujeres.

Sin dudas, la atención se centra en la elección del nuevo presidente, cargo por el cual seis candidatos se enfrentan, con las mayores posibilidades para Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM); Gonzalo Castillo, del Partido de la Liberación Dominicana y el expresidente Leonel Fernández, de la Fuerza del Pueblo.

Entre ellos debe estar el relevo del actual mandatario, Danilo Medina, y aunque las encuestas de las últimas semanas beneficiaron a Abinader, este domingo es que se verá la veracidad de los números y quien sale adelante.

Castillo parece ser el otro contendiente en caso se vaya a la segunda vuelta pero la influencia del expresidente y el crecimiento de sus parciales merita tenerse en cuenta y de no estar entre los dos primeros, su apoyo será muy importante en las aspiraciones presidenciales.

De los tres políticos mencionados, dos tienen amplia experiencia en este tipo de contienda, Fernández, en la oposición desde que fundó un nuevo partido al dejar las filas de la tolda morada, tiene tres mandatos al frente de Dominicana y el empresario Abinader aunque nunca ha logrado la silla presidencial, la ha buscado.

En el caso del representante del partido de gobierno, nunca había aspirado al cargo y se conoce más como empresario y ministro, pero fue el elegido en su momento por su partido.

Por tanto, estaremos en presencia de una dura porfía y a la espera de conocer los resultados y ver hacia donde se inclinaron los dominicanos y en manos de quien pusieron los destinos de la nación.