Sábado  15 de Agosto de 2020 | Última actualización 09:07 PM
Brasil: Demandan a Jair Bolsonaro por poner en riesgo a periodistas
Por: Prensa Latina | 9:08 PM

BRASILIA, 7 de julio, 2020 (PL).- La Asociación Brasileña de Prensa (ABI) presentará una demanda en el Supremo Tribunal Federal (STF) contra el presidente Jair Bolsonaro por poner en riesgo la vida de los periodistas que hoy cubrieron su anuncio de positivo por coronavirus.

Pese a saber que estaba infectado con la Covid-19, el mandatario Jair Bolsonaro continúa actuando de forma criminal y poniendo en riesgo la vida de otras personas, indicó en una nota el presidente de la ABI, Paulo Jerónimo de Sousa.

Señaló que el gobernante ultraderechista rompió el aislamiento recomendado por los médicos y recibió periodistas de medios de comunicación que considera afines a sus políticas para informarles personalmente de que está infectado con el virus.

En la ocasión, el gobernante estuvo cerca de los reporteros e incluso se quitó la máscara, reitera un extracto de la nota de la ABI.

Según la entidad, Bolsonaro violó el Código Penal, en su artículo 131, que establece: 'Practicar, para transmitir a otra enfermedad grave que esté contaminada, un acto capaz de producir el contagio. Sentencia: prisión, de uno a cuatro años, y multa'.

El Sindicato de Periodistas del Distrito Federal también emitió un comunicado para pedir a los medios de comunicación que suspendan la cobertura cara a cara en el Palacio del Planalto, sede del Poder Ejecutivo.

Bolsonaro compareció con una mascarilla blanca y sin respetar la distancia de seguridad con los comunicadores, quienes colocaron sus micrófonos cerca del nasobuco del jefe de Estado.

Al final de su intervención, el presidente retrocedió unos pasos, se quitó la mascarilla y pronunció unas últimas palabras.

El jefe de Estado confirmó que está con Covid-19, al dar positivo a la prueba de la enfermedad realizada la víspera en el Palacio de la Alvorada, residencia oficial.

Precisó que tenía 38 grados de fiebre, pero que por la noche la temperatura empezó a bajar. Reconoció que se sentía enfermo y cansado. Pero ahora 'perfectamente bien'.

'Estoy bien, soy normal, comparado con ayer, estoy muy bien. Incluso me apetece dar un paseo, pero por consejo médico no lo haré', apuntó.

Con 65 años de edad, Bolsonaro forma parte del grupo de edad considerado por los expertos como de riesgo.

En el contacto con la prensa, volvió a declarar que toma hidroxicloroquina, un fármaco defendido por su gobierno como alternativa para el tratamiento de enfermedades virales.

Desde el comienzo de la pandemia en el país a finales de febrero, el exmilitar hace caso omiso de las directrices de las autoridades sanitarias sobre las medidas para prevenir el contagio.