Martes  29 de Septiembre de 2020 | Última actualización 08:14 PM
Presidente Luis Abinader cumple un mes de gobierno en crisis sanitaria
Por: EDILBERTO F. MENDEZ AMADOR | 3:15 PM

SANTO DOMINGO, 16 de septiembre, 2020 (PL).- El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, cumple hoy sus primeros 30 días al frente del Gobierno, envuelto en una severa crisis sanitaria y económica.

Desde que el nuevo gobierno puso el pie en el Palacio Nacional, no ha tenido descanso, algo conocido por ellos desde antes de tomar las riendas, pues la pandemia que azota al mundo y a este país, no da respiro.

Por otra parte, la sociedad está pendiente de todas las promesas y planes expuestos por el jefe de Estado y su equipo en la campaña, que si bien no son la solución a todos los problemas de esta nación, al menos pueden dar cierto alivio en medio de la situación.

Luego de los primeros días de acomodo dentro del ejecutivo y la lógica ubicación de las nuevas autoridades que, por cierto, no ha estado exenta de críticas, en unos casos por la designación de algunos familiares en cargos importantes y en otros porque los seguidores del Partido Revolucionario Moderno (PRM) exigen puestos-, ya avanzan algunas cosas.

Ante la exigencia de cargos, Abinader, durante una visita efectuada a la provincia de Santiago, llamó la atención a sus compañeros de partido, pidió calma y aclaró que el es presidente de todos los dominicanos y no solo de los militantes del PRM, pero esto es costumbre cuando entra una nueva organización al ruedo.

Las acciones en este primer mes han estado centradas en el enfrentamiento a la Covid-19, teniendo en cuenta que el país superó los 100 mil contagiados y los dos mil muertos, y en la situación económica de la nación.

En el primer caso no han sido pocas las medidas adoptadas, y el Ministerio de Salud Pública asegura mejoras en el control de la enfermedad.

La víspera, en rueda de prensa, el ministro Plutarco Arias, destacó entre los avances, el incremento de pruebas, la reducción de la ocupación de camas, la disminución de la tasa de positividad del virus y el aumento de los medicamentos e insumos.

No obstante, el país continúa en estado de emergencia con toque de queda incluido, aunque son divergentes las opiniones y criterios de entendidos y de la población en cuanto a su efectividad, al ver que todo prácticamente funciona como en épocas normales y la indisciplina social es creciente.

Con respecto a la economía, es un tema muy complejo al tener que ver con muchos sectores, pero el ejecutivo dominicano decidió concentrarse en primer lugar en el turismo, pieza clave cuando de querer sacar adelante al país se trate.

La industria sin chimeneas, además de ser la principal fuente de ingresos de este territorio, provee empleo a unos 300 mil ciudadanos, de ahí que fuera presentado y se ejecuta, un plan que contiene aspectos novedosos como la eliminación de las pruebas PCR para los turistas y la implementación de un seguro asumido por el gobierno

Otra área no menos importante a la cual se le ha dedicado tiempo en estos días iniciales fue a la educación.

El pasado 25 de agosto, junto a su ministro de Educación, Roberto Fulcar, el mandatario informó que las clases del año escolar 2020-2021 comienzan el próximo 2 de noviembre bajo la modalidad virtual.

Para ello, dotarán a los profesores y alumnos de computadoras y tabletas, a fin de desarrollar el proceso docente con los programas, materiales y recursos necesarios para asegurar el éxito de la educación.

En otro orden de cosas, destacan en el período los disímiles contactos sostenidos por el presidente con sectores y personalidades del país, comenzando por los líderes políticos y de otras áreas, paso bien acogido en sentido general.

De igual forma, las visitas efectuadas al interior del territorio encaminadas a conocer los detalles de las provincias y regiones, pero sobre todo, para trazar nuevos planes en función del desarrollo económico con el empleo del sector público y privado.

Entre los planes, resaltan los proyectos en las provincias de Pedernales y Montecristi, dirigidos a potenciar el turismo y mejorar la infraestructura portuaria, y en el caso de la región del Cibao, la autopista del Ámbar, una carretera que viabilizará el contacto entre Puerto Plata y Santiago de los Caballeros.

Finalmente, no ha dejado de sonar lo referente al compromiso asumido por Abinader de enfrentar la corrupción y la impunidad, algo como dicen por ahí, duro de pelar, sin embargo, el discurso se mantiene y se mueven algunos casos, pero en honor a la verdad, es poco el tiempo que llevan las nuevas autoridades en sus cargos, el tiempo dirá.