Miercoles  02 de Diciembre de 2020 | Última actualización 06:23 AM
Reino Unido: 'Peor pedófil' violado y brutalmente asesinado por otro reo
Por: Rusia Today | 7:01 PM

● El autor de su muerte reveló que actuó de esa forma para que su víctima sintiera lo que le hizo a casi 200 menores

● Foto de Richard Huckle, tomada cuando ingresó a prisión

LONDRES, 19 de noviembre, 2020 (RT).- En la prisión de Pocklington, además de golpearlo y acuchillarlo, Paul Fitzgerald le hundió a Richard Huckle un bolígrafo en la nariz hasta llegarle al cerebro, en lo que la Fiscalía califica como un ataque "cuidadosamente planeado y ejecutado".

Un pedófilo británico que llegó a abusar de casi 200 niños fue violado y asesinado en la cárcel, presuntamente por otro reo que quería hacerle sentir lo que vivieron sus víctimas. Los detalles de este "ataque cuidadosamente planeado y ejecutado" se dieron a conocer en el marco de un juicio en el Tribunal de la Corona de Hull (Yorkshire, Inglaterra), celebrado este 18 de noviembre, recoge Daily Mail.

Richard Huckle, apodado por algunos medios locales como "el peor pedófilo" del Reino Unido, fue muerto en su celda, en una prisión cercana a la ciudad de Pocklington, el 13 de octubre de 2019.

El ataque fue presuntamente perpetrado por Paul Fitzgerald, también encarcelado por delitos sexuales desde el 2009, quien lo violó usando un utensilio de cocina, le metió un bolígrafo en la nariz hasta llegarle al cerebro y lo estranguló con cable eléctrico.

Asimismo, el fallecido presentó signos de golpes en la cara y los riñones y una herida de puñal en el cuello. Cuando dos funcionarios de la cárcel llegaron a la celda, Fitzgerald se encontraba cerca de Huckle y parecía estar susurrándole algo al oído.

"Creo que lo maté, está muerto", dijo Fitzgerald a los vigilantes de la cárcel, según señaló durante el juicio el fiscal Alistair Neil Macdonald. La autopsia indicó que Huckle murió por estrangulamiento.

"Justicia poética"

Un día después del asesinato, Fitzgerald admitió ante un especialista en salud mental que quería no solo matar a Huckle, sino cocinar sus restos. Además, dijo que planeaba asesinar a dos o tres personas y que "se divirtió mucho" durante el ataque que perpetró.

De la misma manera, a una especialista médica le dijo que violó a Huckle para que sintiera "el sabor" de lo que le hizo a sus víctimas, todas menores, y calificó su ataque como "justicia poética". "Es un hombre que viola y abusa de niños para divertirse. Podría haberlos matado también. Me inclino a pensar que hizo algo peor que solo violarlos", señaló.

"Este fue un ataque cuidadosamente planeado y ejecutado, en el transcurso del cual el señor Huckle fue sometido a una agresión prolongada y diseñada también para humillarlo y degradarlo", declaró Macdonald.

Entre tanto, Fitzgerald se declaró inocente del cargo de asesinato y su defensa alega que se trata en realidad de un homicidio con responsabilidad disminuida. Según un psiquiatra, para el momento del ataque el acusado sufría psicopatía y trastornos de personalidad mixta y de identidad de género.

Huckle había sido condenado en el 2016 a 22 cadenas perpetuas por violar a 191 menores de entre 6 meses y 12 años. A todos los sometió mientras se desempeñaba como voluntario en orfanatos de Malasia y Camboya.

El juicio continúa.