Jueves  25 de Febrero de 2021 | Última actualización 09:18 AM
Eliminar la basura
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 6:34 AM

La sociedad dominicana se ha complicado tanto porque hemos ido acumulando personas que debían ser desechables del panorama político, como de la panorama dirigencial. Hemos ido creando incluso personas tan manchadas, que ellos mismos no conciben ni siquiera una idéa de hacer las cosas utilizando mecanismos legales.

Por eso mismo la población tiene una desconfianza en los "políticos", que si el PRM fracasa, aquí nadie va a creer en elecciones. Las muestras de rescate de confianza de parte del presidente Luis Abinader, por momento se empaña, debido a que se están viendo actitudes que no creíamos ver, en una población que puso su voto para un cambio.

Sabemos que es difícil "desgarrapacitar" al buey, como decía el profesor Juan Bosch, pero a estas alturas nos gustaría ver que congelen los precios, para que estos comerciantes basura no continúen con el agiotismo que tienen. Lo consideramos antipatriotas, desde el dueño del colmado, así como el más encumbrado dueño de almacén, hasta el que lo esté haciendo para hacerle daño al gobierno.

Ni siquiera lo ha detenido la Pandemia de Covid-19, y por tantas gentes que han perdido a sus seres queridos y otros el empleo. Lo que mueven a estos malvados, es sólo el afán de riqueza, y de aprovecharse de todas las situaciones en que le puedan meter una puñalada al pueblo.

Por otra parte, ya el gobierno debía congelar los precios de la energía eléctrica y del agua por la Pandemia, como se ha hecho en Perú, Brasil y Ecuador; vigilar las acciones de las telecomunicaciones, de los bancos, etcétera, para que no aprovechen cada momento de confusión para ir poco a poco subiendo los servicios.

Con frecuencia, quienes actúan con estos desmanes son políticos que parece no se dan cuenta del daño que le hacen a este pueblo, que ya está harto de que lo esquilmen.

En la cámara de diputados y senadores, abundan los riféros. Aquí se hizo un estudio, y se vió que por cada escuela hay unas 50 bancas. Es preciso sacar a esta basura o por lo menos expulsarlo de los partidos a que pertenecen, y que el pueblo vea que no debe elegirlos de nuevo.

Por otra parte, tampoco han eliminado el cofrecito ni el barrilito. Ahí haciéndose los locos, continúan robándole al pueblo, golpeado por los corruptos de todos los gobiernos, y más por el de Danilo Medina y Leonel Fernandez, que son los que terminaron de podrir el sistema político nacional.

Estas dos basuras, junto a Hipolito Mejía, son los responsables de haber desorganizado a este país, de manera que hay que hilar muy fino, para que los dirigentes actuales no sean considerados por la historia como continuadores del desmadre que han causado los antes mencionados.

El presidente Abinader tiene que separar de su lado, a todos esos Perremeistas que han metido la mano en anteriores gobierno, son basuras que no van a cambiar Presidente, desde que vean una brecha volverán a hacer lo mismo. Todos estos desechables, sean reformistas, perremeistas y de otras organizaciones políticas, que no se le deben dar posiciones en el tren gubernamental. Tiene que sacarlos, así como no debe tener en el ente de control de drogas, a un individuo que ya demostró lo que era cuando estaba en la policía.

También nos quejamos de que a los corruptos lo están favoreciendo en este gobierno. Nos consta que repartieron de prestaciones laborales en Salud pública, a una cantidad de ladrones, incluido periodistas y comunicadores, que debieran estar preso por la forma como depredaron el erario.

Vemos la justicia muy lenta, muy contemporizadora con los corruptos. Si sus delitos son ya obvio y demostrables, porque esperar tanto. Sólo cumplir con la ley y punto. Por eso digo, que los corruptos y malvados nos llevan ventaja, porque ellos no tienen escrúpulos para defenderse, en cambio, nosotros hacemos uso de una justicia a ultranza, que por momento huele a complicidad.
Finalmente debo decirle al presidente. que se ponga "las pilas", que este pueblo lo apoya todavía, pero no sabemos hasta cuando.