Sábado  17 de Abril de 2021 | Última actualización 10:32 PM
Los 'profetos'
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 8:16 PM

No son “Provida”. Esa es otra estafa. Ni siquiera son profetas de la muerte, sino “Profetos” contra la vida humana y, en consecuencia, “Pro-muerte” de niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres embarazadas, más allá de cualquier inclinación por las profecías. Es el caso de querer imponer continuidad de embarazos en los que peligra la vida de la mujer, incluidos aquellos con embriones y fetos inviables.

Son, además, torturadores de muchas mujeres violadas por sus padres (incestos) o por familiares cercanos. Torturadores. Negadores del derecho a vivir sin tormentos desgarradores.

Son enemigos de las “causales”, que contra toda discriminación machista, defienden vida y salud del componente femenino en la gestación de vida humana.

Enemigos a muerte de las tres causales. Nada que tenga que ver con la conducta de Jesucristo, el revolucionario, que lejos de sembrar miedo y cercenar la libertad de seres humanos, predicó rebelarse contra la injusticia y la opresión.

Nada que ver con la ciencia, que ha demostrado que embrión, cigoto o feto, no son seres humanos, menos aún personas.

Pero además, en sus cerebros no cabe ni gota de democracia y sensibilidad social.

Por el contrario, niegan derechos y libertades para imponer una dictadura patriarcal y de clase, empujar a las mujeres empobrecidas a abortos clandestinos inseguros y a prisión, tratar al sexo femenino como inferior y atropellar la voluntad mayoritaria de un pueblo; algo aquí comprobado, dado que todas las encuestas le dan, por separado y en conjunto, más de un 60 %, e incluso más de un 70%, a los/as partidarios/as de las tres causales.

Este enfrentamiento entre la criminalización machista-religiosa de las tres causales (encabezada por sus cúpulas “Profetos”), y el movimiento en defensa de los derechos de la mujer (protagonizado por un movimiento feminista con respaldo mayoritario), ha tenido la virtud de desnudar esta dictadura disfrazada de democracia.

Aquí no se han aprobado las causales porque el Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y Mediático… no respetan la opinión mayoritaria de la sociedad y porque partidocracia, clase capitalistas y cúpulas militares son esencialmente anti-democráticas.

El bloqueo a la decisión voluntaria de la mujer sobre su cuerpo y su vida -incluso en circunstancias de peligro de muerte o imposición de sufrimientos desgarradores- se ejerce desde elites lumpen-despóticas que controlan un Estado antidemocrático y confesional disfrazado de democracia-representativa y laicismo.

La representación es un mito. Impera la usurpación del Estado a cargo de negociantes de la política y/o empresarios conservadores metidos a políticos, protegidos por un capitalismo extremadamente patriarcal y adulto-céntrico. ¡Cuánto cuesta una conquista a contracorriente!