La ADP y los paros de docencia