Cristina Fernández denuncia cómo persecución dañó salud de su hija