El gran garrote, hoy contra el avance político