A contrarreloj para el planeta, abre en Madrid Convención climática