Elecciones presidenciales acentuaron divisiones en Estados Unidos