Dominicanos favorecen la reducción de fondos para partidos políticos