Jueves  06 de Mayo de 2021 | Última actualización 08:13 PM
Boca Chica: Pequeño Macondo
Por: ENMANUEL ABREU REYES | 8:01 AM

El título de este artículo viene de que un periodista de Boca Chica, está escribiendo siempre de personajes que han dado prácticamente su vida por esa comunidad, hoy tan contaminada, como todo el país. Obviamente él le llama Macondo a Boca Chica, por el libro de Gabriel García Márquez, "Cién años de soledad".

Ese periodista se llama Silvio Cabreras, y comenzó llamándolo así, porque se ha estado barajando el nombre de Vicente Castro Sandoval, al recién inaugurado Hospital de esa comunidad.

El doctor Castro Sandoval es un médico oriundo de Andrés Boca Chica, un humanista, y una de las mejores personas que he podido conocer, y aún vive en esa localidad; fue además el primer profesional de la medicina.

En el 1961, aparte de que fue el primer director del hospital del viejo seguro médico de esa macondiana comunidad. Especialista en Ginecobstetricia, graduado en España.

En una ocasión optó por una diputación, a ver si desde su curul podía influir en los profundos cambios que se necesitan, para que esa desproporción en la distribución de los recursos pudiera zanjarse y, pudiesen llegar aún sea un
poco al pueblo.

En Andrés Boca chica, y la Caleta, con sus hermosas playas, debiera haber menos
pobreza, ya que sólo con el turismo, hotelería y demás recursos el presente y el futuro de esta comunidad, debiera ser mejor, dada la cercanía a la ciudad capital, y a haber tenido una de las mejores playas, ya que muy profundo hacia dentro, sigue siendo bajita, y por tanto apta para nadar.

Pero en este pueblo predominan las ideas Macondiana. Tiene un sistema sanitario pésimo, la acumulación de basura ahora es peor, ya que tenían un contrato con la reciente renunciante de la secretaría de la juventud. Ese contrato huele a corrupción por todos lados, y está involucrado un hijo de Josefa Castillo, que es el compañero sentimental de la ya famosa Kimberly Tavera.

Al igual que en todo el país, nunca las autoridades elegidas en Boca Chica, responden a los intereses del pueblo. Existe mucha prostitución infantil, femenina y masculina, la comunidad está llena de extranjeros que salen de sus países en búsqueda de un sitio en donde poner negocios ilegales; porque aquí se lo permiten, gracias a la compra de funcionaros que venden su tierra y su
conciencia por poca cosa. Estos extranjeros son los dueños de discotecas, hoteles, entre otros establecimientos.

Estas edificaciones que alojan los referidos negocios,son frecuentemente construidos violando las leyes, es decir dentro del agua. La ley dice que no se
puede construir sino antes de 60 metros del agua. Por ej. Villa Marina tiene construcción dentro del agua, y ahí se celebran bodas en restaurantes.

También hay que ver el estado de miseria en que han caído cañeros, obreros de la industria azucarera, después que cerraron el ingenio Boca Chica, el
cual era parte de la vida de esta comunidad. Vendieron todos los hierros del ingenio, y las tierras que eran del CEA y por tanto del pueblo, a precio de "vaca muerta".

Es preciso regular el asunto del agua potable, ya que hay muchos sitios a donde no llega el agua, o llega muy precariamente.

En fin, podríamos pasarnos horas escribiendo sobre este pequeño y desventurado "Macondito", pero quiero concluir diciendo, que es necesario hacer una exhaustiva revisión, para ver cuáles de estos italianos, españoles, y demás, tienen en su país problemas con la justicia, y le estamos sirviendo de escondite en nuestro pequeño Macondo.