Jueves  06 de Mayo de 2021 | Última actualización 08:13 PM
Al lado de la Revolución Cubana, siempre
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 3:27 PM

I.- La Revolución Cubana, es diferente porque tiene origen legítimo y popular

1.- Mientras muchos gobiernos de América Latina y el Caribe, han surgido como consecuencia de conciliábulos entre minorías nativas y el imperio; de maquinaciones entre politiqueros corrompidos, y pactos ilegítimos de grupos de la peor ralea, la Revolución Cubana es la obra humanista de las masas populares, dirigidas por Fidel Castro, el más grande líder político, ideólogo, estratega y estadista de todo el siglo XX, y lo que va del XXI.

2.- El proceso revolucionario cubano, llegó desde la Sierra Maestra y se ha mantenido dignamente, enfrentando desde el bloqueo, hasta las más infernales y criminales campañas, operaciones contra el pueblo y sus más consecuentes dirigentes.

3.- Durante más de seis décadas, cubanas y cubanos han sido víctimas de la ferocidad imperialista. Diferentes administraciones norteamericanas se han puesto de acuerdo para ejecutar contra Cuba la intolerancia política expresándola en abiertas atrocidades, descarado salvajismo y bestial terrorismo.

4.- Los peores eslabones de la cadena de sadismo han caído sobre el indómito pueblo caribeño, que se ha impuesto poniendo en firme sus fibras patrióticas, democráticas y progresistas, contando con dirigentes abnegados, probados en el duro batallar en defensa de su patria.

5.- Cuba se ha colocado por encima del bloqueo económico, comercial, financiero, marítimo, aéreo y diplomático; ha hecho grandes conquistas en el área de la salud y la educación; haciendo posible el aumento de la esperanza de vida y la reducción de la mortalidad infantil, poniendo por delante el humanismo socialista.

II.- La Revolución Cubana es garantía de sincera libertad

6.- La Revolución Cubana garantiza las libertades debidamente consagradas en la Constitución. Cada artículo de la Carta Magna hace posible el ejercicio de las disposiciones constitucionales del pueblo trabajador. En Cuba hay absoluta libertad para la mayoría del pueblo accionar y continuar así trillando el camino hacia el orden social justo, el socialismo.

7.- El proceso revolucionario cubano, desde sus inicios ha sido creación del pueblo trabajador contra la minoría apátrida desplazada del poder, el 1 de enero de 1959, conjuntamente con los intereses monopolistas norteamericanos. En Cuba hay libertad para hacer todo dentro de la ley y la revolución, pero fuera de ellas, nada.

8.- Lo mejor del material humano Cubano es garantía de la libertad, pero no de la libertad contra la libertad. En la patria de Martí, Maceo, Máximo Gómez y Fidel, no hay, ni debe haberla jamás, libertad para usted hacer lo que le dé la gana. Allá, en la Cuba socialista, la libertad es un bien jurídico sí, pero no un beneficio para socavar el poder popular.

9.- El fin perseguido con la libertad debe ser legítimo, encaminado a elevar al ser humano para sus conquistas materiales y espirituales, fruto del trabajo creador. Abusar de la libertad, sirviendo de avanzada, de quinta columna a los enemigos del pueblo, nunca será tolerado.

10.- Cubanas y cubanos pueden hacer uso de la libertad creadora, aquella que está dirigida a fines humanistas; a fortalecer las instituciones y crear las condiciones adecuadas para la sociedad del futuro, que será socialista, la que hace posible la igualdad de oportunidades, conforme a la capacidad y aporte con el trabajo manual o intelectual. La facultad de usted actuar en uno u otro sentido no puede ser utilizada para ir contra aquellos que en cada comunidad son las grandes mayorías.

11.- En ningún país del mundo está permitido ejercer la libertad contra libertad. La libertad de pensamiento y de opinión pueden y deben ser ejercidas, pero no para eliminar esas prerrogativas. Se acciona libremente con responsabilidad, estando consciente de lo que se hace, y si lo ejecuta mal la ley ha de imponerse.

12.- La revolución ha garantizado y garantiza el derecho del pueblo cubano a dirigir quejas a las autoridades y estas a recibirlas y darles respuestas dentro de los marcos establecidos por la Constitución y las leyes. Pero es inaceptable hacer reclamos teniendo una daga escondida para si el interlocutor no acepta clavársela.

13.- En Cuba se construye el socialismo, y las libertades no pueden ser puestas en ejecución contra los intereses de las mayorías, como tampoco contra el Estado de los trabajadores, campesinos y soldados. Ante el ataque al bien supremo del pueblo, es legítima la defensa contra la minoría que conspira.

III.- En Cuba hay una minoría descarriada que, junto a la pandemia, conspira contra el pueblo y su revolución

14.- Cualquier persona bien nacida, con sano juicio y con su reloj político en hora, sabe que el pueblo cubano se ha mantenido en la brega por su real independencia, combatiendo en el plano militar, como en Girón; contra la agresión política permanente maquinada por los organismos de inteligencia del imperio; en lo económica enfrentada al bloqueo; en lo ideológico educando a las masas, y en forma permanente frente a los enemigos internos y externos.

15.- Actualmente, en el curso de la pandemia, los cubanos son objeto de una operación arepa, candela por arriba y por abajo, el enemigo externo imperialista y la disidencia política interna conectada con los peores intereses extranjeros.

16.- Los grupos que en Cuba reclaman libertad contra la libertad, cuentan en Washington, con el apoyo de los senadores Bob Menéndez, Ben Cardín y Dick Durbin. Los pedimentos de estos senadores coinciden con las consignas que lanzan en La Habana el grupo que reclama libertad intelectual.

17.- Nada ha impedido al pueblo de Cuba y a su revolución a cambiar su consecuente línea socialista, solidaria, y altamente internacionalista, demostrada desde el 14 de junio de 1959, por la causa de la libertad del pueblo dominicano, siguiendo con Angola, y hoy con las brigadas de médicos salvadores de vidas humanas en los diferentes continentes.

IV.- A los descarriados de la conspiración interna

18.- En las distintas fases sucesivas de una revolución se desarrollan toda una serie de fenómenos, en los cuales se destacan los descarriados que, aunque nacen durante la dinámica revolucionaria, se convierten en corrompidos; puros extraviados; con costumbres desordenadas, y muy pervertidos por lo que todavía queda del orden social moribundo.

19.- Muchos de esos “intelectuales” que hoy se unen a la COVID-19, dañando y conspirando internamente contra la Revolución Cubana, forman parte de los mismos que esa revolución alimentó desde que estaban en el vientre de su madre, hasta llegar a formarlos para ser lo que son hoy, mujeres y hombres con buena salud, educados y preparados para la vida.

20.- Los verdaderos amigos de la Revolución Cubana, aquellos que, con sus aciertos y desaciertos, la vemos como la mayor conquista de las masas populares latinoamericanas y caribeñas, en toda su historia política y social, debemos decirles a los que internamente quieren asediar al pueblo cubano, que la revolución no devora a sus hijos, pero sí castiga a los traidores.

Santiago de los Caballeros,
26 de febrero de 2021.