Sábado  08 de Mayo de 2021 | Última actualización 08:21 PM
La emigración y los muros
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 8:40 AM

Cuando derribaron el muro de Berlín, pensamos que los otros muros, por ejemplo el de Cisjordania y el de Marruecos, para encerrar a los Saharaui, iban a ser destruidos. Pero lo menos que podíamos imaginar, era que Donald Trump iba a cumplir su promesa, de hacer un muro para controlar la emigración ilegal de los mejicanos a Estados Unidos.

Por fortuna la administración del presidente Joe Biden ha detenido esta barbaridad, ya que esto no lo frena nada; el que emigra es porque está desesperado, porque en su país de origen no encuentra lo suficiente ni para comer, y otras veces, aunque obtiene la alimentación, pero se vé animado por un sueño para salir de la pobreza junto con su familia; Si es necesario hace un túnel por debajo del muro, o trata de saltarlo.

Aquí, en la República Dominicana, tenemos el problema con los haitianos, con quienes compartimos la isla, y pasan la frontera como si nada; muchas veces atendiendo al tráfico de ilegales que como negocio funciona a nivel de la guardarraya de unos 350 Kilómetros, que es la frontera dominico-haitiana.

Vemos con preocupación, de que se esté hablando también de construir un muro que separe ambos territorios, cuando la idea mundial es de crear muros virtuales, tecnológicos. Empresas cuya mitad de empleomanía sea haitiana, y mitad Dominicana, cuando finaliza el trabajo, cada uno se va a su casa.

Sería muy interesante sembrar la frontera de industria de construcción de Paneles solares, molinos movidos por el viento puedan producir energía limpia; producción de biomasa; siembra de caña para producir alcohol de uso industrial. También de zonas francas para comercializar esos y otros productos.

Recordar que aunque entre los haitianos y dominicanos hay un pasado de sangre, no debemos olvidar que ellos después de ser el primer país negro que se liberó del "yugo blanco", Haití era por demás una colonia próspera, productora de café y azúcar, sin olvidar tampoco que las multinacionales, principalmente de Francia y Estados Unidos, han ido acabando con esa nación, digna de mejor suerte.

Si bien es cierto que en el pasado ocuparon nuestro territorio, también es verdad de que son utilizados como una mano de obra barata, para construir los edificios que hoy adornan la capital Dominicana, en la agricultura y la ganadería. No olvidemos, que nosotros también emigramos a Estados Unidos y Puerto Rico, y que allá somos "el haitiano".

En el exterior, por lo general nos dejan los peores trabajos, y mientras más ilegales somos, menos nos pagan.

En el mundo la riqueza está muy mal repartida; diariamente mueren los africanos en alta mal, tratando de llegar a Europa a buscar condiciones de vida. Ellos tampoco quieren emigrar; a todo el mundo le gusta vivir en su país. Pero los Conquistadores le han quitado el Africa... su oro, su platino, sus tierras, su medio ambiente...

No tienen como vivir, y prefieren ahogarse en el mar junto con sus hijos, a morir de hambre en la tierra que les han quitado y depredado. Olvidemos la xenofobia LVIDEMOS LA XENOFOBIA, y recordemos que somos seres humanos, condenados a muerte desde el nacimiento... Todos somos iguales, es decir, parte de la madre naturaleza.

. El autor es médico-cirujano y escritor.