Lunes  18 de Octubre de 2021 | Última actualización 01:47 PM
Los españoles de San Juan
Por: LUS RAMON DE LOS SANTOS F. (Monchín) | 10:20 PM

(1)

La primera oleada de refugiados españoles llegó a la República Dominicana el 7 de diciembre del año 1939, la entonces imponente nave acuática "El Fiandre" atracó en el puerto de Santo Domingo con 290 personas a bordo, algunos días después, el 19, llegarían otros 771 entre hombres, mujeres y niños a bordo del navío "De la Salle".

Era difícil entender para la época que se vivía en la Republica Dominicana las razones de esa inmigración masiva, éramos un país pequeño, con grandes limitaciones en todos los órdenes y tener como huéspedes de repente y sin consenso a esos blancos que venían de la vieja Europa, del viejo continente era algo que realmente no se entendía.

Para poder asimilar los motivos de esa oleada de refugiados sólo había que pensar que el ser humano es nómada por naturaleza y si la guerra hizo invivible a Europa lo mejor que le podía pasar a esa gente era contar con un tercer país como refugio.

Aun no se había despejado la madeja de incógnitas cuando una tercera llegada de ibéricos se produce en el año 1954 como consecuencia de un acuerdo entre los Generalísimos Rafael Leónidas Trujillo y Francisco Franco.

El Presidente Trujillo estaba de visita en España, y allí entre libaciones de fino coñac, ambos mandatarios acordaron expatriar a los españoles que quisieran contribuir al desarrollo agropecuario de la República Dominicana y de paso aliviarle a Franco el pesado fardo que le dejo la guerra civil en términos económicos y de gobernabilidad.

Aunque se quiera negar esa tercera ola de inmigrantes no tenía reales motivaciones políticas para salir de España, sino económicas, era gente profesional en diferentes áreas con pocas o ninguna posibilidad de ejercer sus profesiones u oficios en la devastada Europa y por eso decidieron, algunos por probar suerte y otros acicateados por las cartas que recibían de los primeros emigrantes que describían la belleza casi rebelde del paisaje antillano unida al encanto de la mujer del Caribe tan dulce como la caña de azúcar.

Del grupo que les hablo, una gran parte llegó a San Juan de la Maguana, a continuación reproduzco el fragmento de un artículo publicado en el periódico Listín Diario del 18 de abril del año 1999, sección "Memorias del siglo" de la página "La Republica", cito textualmente: "Llegó otra oleada de españoles que no tenía nada que ver con la política. Fracasado el proyecto de convertir a los republicanos en agricultores, Trujillo pidió que vinieran trabajadores agrícolas.

Llegaron centenares. Un grupo fue establecido en Dajabón. Algunos no sabían nada de agricultura, pero vinieron a la aventura. El principal núcleo de esos españoles se radicó en San Juan De la Maguana, La tierra mala la pusieron a fructificar...".

En la próxima entrega voy a hablarles específicamente de esos españoles sanjuaneros, que con el tiempo se integraron a nuestro pueblo, formaron familias sólidas que hoy día son tan nuestros como los que hemos tenido la dicha de haber nacido allí.