Opiniones

Boomerang palestino

Por NARCISO ISA CONDE

La explosión inicial de la caldera palestina de Gaza vía Hamás, apuntando hacia el exterior de la “Valla Inteligente”, como detonante de la indignación provocada por un genocidio sistemático y colosal ejecutado durante 75 años por el poderoso y criminal ejercito sionista, con fuerte apoyo estadounidense, ha provocado lo que hacía falta:

-La indignación mundial contra el régimen fascista de Israel y el imperialismo estadounidense y asociados.

-La determinación de Irán y su Guardia Revolucionaria de enfrentar el genocidio sionista.
-La activación de otras fuerzas militares de Estados vecinos, defensores de Palestina.
-Las acciones ofensivas de otras organizaciones político-militares islámicas.

-La creciente indignación de una parte de la población judía a escala nacional y mundial, y las enormes movilizaciones de migrantes del Medio Oriente, África y de Nuestra América en las capitales europeas y norteamericanas.

-El consiguiente debilitamiento de la resistencia fascista ucraniana y del apoyo logístico de la OTAN.
-El ascenso de China y el fortalecimiento de los BRICS.

Claras señales de que la horrorosa y brutal respuesta del Estado terrorista de Israel (arreciada después de una breve tregua reciente), está revirtiéndose contra sus autores.

Y esto revela que la tendencia predominante, pese la progresiva destrucción de Gaza y el avance del exterminio, sigue siendo –y cada vez en forma más acelerada- la pérdida de hegemonía del sistema imperialista occidental, el declive de EEUU y la agudización de la crisis de legitimidad de sus Estados Terroristas.

Gran oportunidad para sumar más fuerzas militares y civiles, más estados y más pueblos, para potenciar nuevas fuerzas conductoras y liderazgos revolucionarios, y acorralar en mayor grado los súper estados-verdugos y levantar sus propios pueblos contra su guerra global desatada contra la humanidad desde principios de siglo.

Es urgente formar un gran polo multicolor contra el imperialismo occidental y sus guerras, para defender autodeterminación, vida, libertad y derechos de la humanidad y de la Madre Tierra; enfrentando a la vez el calentamiento global y las depredaciones al patrimonio natural de la humanidad.

Este es un propósito inmediato de extraordinario valor coyuntural y potencialidades estratégicas, que debería enlazarse progresivamente con el desarrollo de conciencia antisistémica, organización y unidad de las diversas vanguardias capaces de asumir una estrategia anticapitalista y una propuesta alternativa transformadora, socialista y liberadora de todas las opresiones y discriminaciones.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba