Opiniones

Construir el Partido para Construir la Nación

 

Por Felipe Lora

A propósito del Referente Unitario de Izquierda impulsado por el Foro RD-USA

Para logra construir la Nación con que sueña y merece el pueblo dominicano,  primero es necesario construir el partido que será responsable de consensuar, planificar,  reevaluar, guiar y/o ejecutar los pasos necesarios para lograr el objetivo; una nación plena y altamente desarrollada económica, tecnológica y socialmente.

Para tal fin, usando como guía el marxismo y las experiencias de Lenin y Mao, entre otros, el partido deberá tener la capacidad de involucrar y educar a sus miembros y al pueblo en general para que estos, a su vez puedan, apreciando y respetando el trabajo, elevar su nivel de vida.

¿Pero cómo se logra ese objetivo en un país desconocedor de la filosofía marxista e ignorante de la lucha de clase?
El primer paso es priorizar el estudio hasta lograr la comprensión, por parte del pueblo,  de qué es el socialismo y cómo edificarlo. Con este concepto claro, el pueblo podrá decidir qué partido se deberá construir y cómo construirlo.

El partido, una vez construido, deberá encargarse de:

  1. Que todos sus miembros cuenten con el dominio y el entendimiento de las condiciones históricas y de la realidad social, política y económica que vive la sociedad;
  2. Concebir, en base a esa realidad,  plan de acción con objetivos claros y medibles.
  3. Dividir el plan de acción en decenas o centenas de mini-acciones y metas que deberán ser obtenidas en cumplimiento de una predeterminada línea de tiempo.
  4. Descentralizar el poder de decisión y de acción.
  5. Obtener o se construir las herramientas necesarias para ejecutar el plan y las mini-acciones que garanticen el cumplimiento de las mismas y en el tiempo indicado.
  6. Eliminar las obsoletas estrategias y reemplazarlas por estrategias modernas que minimicen el uso de los limitados recursos y maximicen los resultados.
  7. Crear unos estatutos que comprometan a los miembros a aportar una cuota económica justa y a tiempo.
  8. Valorar y celebrar a todos los miembros estén dispuesto a trabajar con 100 veces más deseos y 100 veces más fuerte de lo que hacían antes de pertenecer al partido.

En la etapa inicial del partido, la línea fundamental debe ser  educar, dirigir y captar a todos los revolucionarios no alineados y apoyarlos para que se auto-superen, trabajen con ahínco y, con espíritu emprendedor, se esfuercen  por modernizar el partido y, confundiéndose con los trabajadores, los campesinos y los ignorados, lo conviertan en la vanguardia del pueblo.

En estas condiciones, el partido estará listo para, con el apoyo popular,  lanzarse a la conquista del gobierno y, más tarde, del poder.

Próxima entrega: Ganar el Gobierno para Construir la Nación

Por Felipe Lora Longo
Felipe@lora.org                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 24 de agosto de 2022

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba