Mundo

EE.UU. y varios de sus aliados quieren «una escalada de violencia a nivel planetario»

Por RICARO PEREZ/Sputnik

CIUDAD DE MEXICO.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, solo está defendiendo a su país y a sus habitantes bajo el principio de reciprocidad y trato igualitario entre países al afirmar que Moscú evaluará la transferencia de armamento a países en conflicto con Estados Unidos y Occidente, consideraron analistas consultados por Sputnik.

«Putin únicamente está respondiendo a la actitud que Occidente tiene respecto a Rusia. Es una postura que solo protege la soberanía y la seguridad de Rusia a nivel global», asegura el profesor Carlos Manuel López Alvarado, internacionalista de la UNAM.

Esta semana, en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF), Putin hizo referencia a la decisión de Washington y otros países europeos de permitir a Ucrania utilizar armamento occidental contra objetivos dentro de territorio ruso.

El mandatario ruso afirmó que Moscú respondería a esta transferencia de armas, incluidos los envíos de armas de largo alcance. La respuesta, dijo, podría ser asimétrica. «Vamos a pensar en ello», sostuvo Putin.

«Tales acciones [suministro de armas de largo alcance] finalmente (…) destruirán las relaciones internacionales y socavarán la seguridad internacional. Y en última instancia, si vemos que estos países están siendo arrastrados a una guerra contra nosotros, y esta es su participación directa en una guerra contra Rusia, entonces nos reservamos el derecho de actuar de una manera similar», aseguró.

En ese sentido, el presidente ruso señaló que las tropas ucranianas no son capaces de utilizar misiles Atacms por sí solos, ya que para hacerlo necesitan del reconocimiento de satélites estadounidenses.

«Occidente no está siendo crítico»

La decisión de permitir a Kiev el uso de armamento occidental —especialmente estadounidense— contra territorio ruso, demuestra que Occidente en su conjunto no está siendo racional y está llevando el conflicto en Ucrania a una escalada sin sentido, afirma el académico.
«Putin obedece a la salvaguarda de su soberanía, a los intereses que tiene Rusia», dijo el internacionalista.

«Occidente no está siendo crítico con sus decisiones. Está siendo irracional y esto está provocando una escalada en la tensión entre Occidente y Rusia», agrega el experto.

Para él, las recientes declaraciones del líder ruso obedecen al «trato igualitario entre los Estados», en momentos en que Rusia es sometida desde hace meses a sanciones comerciales y económicas por parte de Occidente.

Y es que si los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) realizan ejercicios militares para simular escenarios de guerra cerca de las fronteras de Rusia, «¿por qué Moscú no podría hacer lo mismo?», cuestiona en entrevista con Sputnik el historiador Christian Nader, especialista en geopolítica post-soviética.

De acuerdo con el experto, el Kremlin solo está respondiendo de forma simétrica a lo que lleva haciendo Washington y sus aliados desde que comenzó la crisis ucraniana en febrero de 2022.

Lo que buscan Estados Unidos y sus satélites occidentales es provocar «una escalada de violencia a nivel planetario» con «múltiples focos de conflicto» en contra de aquellos países que se resisten a la hegemonía estadounidense, ya sea China, Corea del Norte, Irán u otras naciones, observa Nader.

¿EEUU bajará su narrativa bélica?

Para Nader, el hecho de que Estados Unidos y otros países occidentales permitan a Ucrania utilizar cierto armamento suyo contra posiciones en suelo ruso no implica automáticamente un debilitamiento de Rusia, sino más bien un intento de escalar conflictos alrededor del mundo.

«No porque Estados Unidos o la OTAN comparta armamento de alta tecnología con Ucrania, ellos van a ser capaces de disminuir el poderío ruso en la región. En primer lugar, porque quienes utilizan ese armamento, por lo menos públicamente, son las tropas ucranianas», dijo Nader.

De acuerdo con López Alvarado, se podría esperar que las declaraciones de Putin tuvieran un efecto disuasorio en Estados Unidos, pero la realidad es que el Gobierno de Biden no puede mostrar concesiones ante Rusia porque, al hacerlo, daría la percepción de «debilidad».

«Occidente es un animal herido y está desahuciado, que es lo más grave. Y un animal herido y desahuciado se va a defender violentamente y no es racional en el proceder de su política exterior», dijo el académico.

Poderío nuclear y la doctrina defensiva

El 7 de junio, en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, el presidente Vladímir Putin dijo que Rusia no amenaza a nadie con armas nucleares, pero que está atenta a «lo que está pasando en el mundo» y no descartó cambios en la doctrina nuclear del país.
Las situaciones en las que Rusia podría hipotéticamente utilizar dichos tipos de armamento están expuestas en la doctrina militar del país y en los Fundamentos de la política estatal de la Federación de Rusia en materia de disuasión nuclear, recordó el mandatario.
En este sentido, Alejandro Martínez Serrano, profesor de relaciones internacionales en la UNAM y en la Universidad de La Salle, aseguró que Rusia es uno de los nueve países en el mundo con arsenal nuclear y lo tiene «como una acción defensiva en caso de recibir alguna agresión por parte de otra potencia nuclear».
«La estrategia de la doctrina militar rusa es defensiva y obviamente que representa los intereses del pueblo y de la Federación de Rusia en el ámbito de su propia protección y seguridad nacional», dijo en entrevista con Sputnik.

El fracaso de las sanciones

Al hablar en la clausura del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, al que asisten dirigentes, analistas, académicos e inversionistas del todo el mundo, el presidente Putin destacó también el avance de la economía del país euroasiático.

«A finales del año pasado, como saben, el crecimiento del PIB de Rusia fue del 3,6%. Y en el primer trimestre de este año fue del 5,4%. Es decir, nuestras tasas superan la media mundial. Sobre todo, tal dinámica está determinada principalmente por las industrias no relacionadas con los recursos naturales», informó Putin.

Al respecto, Martínez Serrano destacó que la fortaleza de la economía rusa le han permitido sortear las sanciones económicas impuestas por Occidente a raíz del inicio de la operación militar especial en Ucrania.

«Respecto al crecimiento económico de la Federación de Rusia, no podemos dejar de lado que las sanciones económicas que ha recibido principalmente de países occidentales por el conflicto en Ucrania no son efectivas», dijo el internacionalista.

«Hay una teoría que establece que una sanción económica es efectiva cuando hay una alta dependencia entre el sancionador y el sancionado. Si esa dependencia económica no es muy estrecha, la sanción va a fracasar, porque el sancionado buscará alternativas en otros mercados para poder vender sus productos o adquirir mercancías materias primas. Esto ha pasado con Rusia», explica el especialista.
«Las sanciones, en estricto sentido, podríamos decir que son un fracaso», concluyó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba