Mundo

El Consejo de Seguridad de la ONU no aprueba una investigación internacional del sabotaje del Nord Stream

Por Rusia Today

  • El proyecto de resolución elaborado por Rusia y China no ha logrado la cantidad necesaria de votos para ser adoptado.

NACIONES UNIDAS.- El Consejo de Seguridad de la ONU no ha aprobado un proyecto de resolución ruso-chino que insta a realizar una investigación internacional de las explosiones ocurridas en los gasoductos Nord Stream el año pasado.

La iniciativa no logró obtener el respaldo necesario para su aprobación, con el voto a favor de tres países -Rusia, China y Brasil- y cero votos en contra, al abstenerse los 12 países restantes.

«Hemos presentado esta iniciativa porque tenemos serias y muy razonables dudas sobre la objetividad y transparencia de las investigaciones nacionales llevadas a cabo por algunos Estados europeos. Desgraciadamente, demuestran una falta de intención de cooperar con las partes afectadas, en particular, con nuestro país como el más afectado», declaró el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia.

Según el diplomático, las investigaciones realizadas por Alemania, Dinamarca y Suecia podrían llevar a que las pruebas de los sabotajes sean ocultadas. Recordó que los representantes de los países que dudan sobre la conveniencia de una pesquisa internacional defienden que «primero hay que esperar a las conclusiones de las investigaciones nacionales».

«Quisiéramos responder a eso que estas [investigaciones] pueden durar años de manera ineficaz y poco transparente. Y un tiempo valioso se está acabando y cada vez hay más sospechas de que los esfuerzos de estas investigaciones no están encaminados a esclarecer las circunstancias del sabotaje que tuvo lugar, sino a ocultar pruebas y limpiar la escena del crimen«, dijo el representante ruso.

Nebenzia subrayó que responder ante esas acciones es una responsabilidad del Consejo de Seguridad ante la comunidad internacional.

Asimismo, comentó la correspondencia de Moscú con las autoridades de Alemania, Suecia y Dinamarca sobre las pesquisas llevadas a cabo por estos países, afirmando que la parte rusa «no recibió nada más que respuestas burocráticas«.

«En consecuencia, la verdad sobre lo ocurrido no se determinará sin una objetiva y transparente investigación internacional», acentuó Nebenzia en su discurso previo a la votación.

«Prueba de fuego para elegir hacia qué tipo de mundo nos dirigimos»

El representante chino afirmó tras la votación que su país lamenta los resultados, subrayando que las investigaciones nacionales y una internacional «no se contradicen entre sí».

«Una investigación internacional bajo los auspicios de la ONU puede coordinarse con las nacionales para que sea más completa, la cadena de custodia sea íntegra y las conclusiones gocen de una mayor aceptación».

El diplomático agradeció a Rusia por el proyecto de resolución -que contó también con la colaboración de China, Bielorrusia, Venezuela, Nicaragua, Eritrea, Siria y Corea del Norte-, destacando que se completó tras un mes de consultas flexibles e incorporó enmiendas de otros miembros.

Por su parte, Nebenzia declaró que la votación de este lunes se ha mostrado como una especie de «prueba de fuego» para elegir hacia qué tipo de mundo nos dirigimos: «Un mundo en el que se respete el derecho internacional y se castiguen los ataques contra oleoductos y otras infraestructuras internacionales o un mundo en el que haya Estados que puedan hacer cualquier cosa […] y no sean responsables de ninguna, ni siquiera de las acciones más imprudentes y peligrosas».

Señaló que cuando Rusia planteó la cuestión de una investigación internacional objetiva, las tácticas de los colegas estadounidenses y europeos se redujeron a «negar la implicación de Estados Unidos, por un lado, y a impedir una investigación transparente e imparcial del sabotaje, por otro».

«Y cuantas más pruebas surgían de la implicación de Washington y sus aliados de la OTAN, más insistía Occidente en que no estaba justificada una investigación internacional», añadió.

Según el diplomático, «no hace falta ser detective» para darse cuenta de que intentan «cubrir sus huellas» de esta manera, «contando hipótesis delirantes de lo sucedido» y negándose a responder a «preguntas inconvenientes» para Washington.

«Confiamos en que surgirán hechos más detallados y se identificará a todos los implicados en el sabotaje del Nord Stream y se descubrirán todos los detalles de este crimen», aseguró Nebenzia.

  • El pasado 26 de septiembre, los gasoductos se vieron afectados por potentes explosiones en las zonas económicas exclusivas de Suecia y Dinamarca. En consecuencia, se detectaron fugas de gas en el mar y las autoridades de varios países atribuyeron los incidentes a posibles actos de sabotaje.
  • Según declaró el presidente ruso, Vladímir Putin, detrás de estos ataques se encuentra alguien «capaz de organizar las explosiones técnicamente y que ya recurrió a ese tipo de sabotajes, y fue pillado con las manos en la masa, pero quedó impune». El mandatario también indicó que el incidente fue beneficioso para EE.UU., que ahora «puede suministrar recursos energéticos a precios más altos».
  • En febrero pasado, fue difundida la investigación del legendario periodista estadounidense Seymour Hersh, que reveló que la Casa Blanca estaba detrás del atentado. En su artículo, el ganador del premio Pulitzer indicó que buzos de la Armada estadounidense colocaron los explosivos bajo los gasoductos Nord Stream en junio del 2022 bajo la cobertura de los ejercicios BALTOPS 22 de la OTAN.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba