Mundo

El liderazgo de Francia y Alemania en la Unión Europea podría flaquear pronto

Por Sputnik

WASHINGTON.- Francia y Alemania podrían estar perdiendo influencia dentro del bloque europeo y esa posible debilidad se acentuará después de las elecciones al Parlamento en las que se prevé que los grupos políticos del presidente Emmanuel Macron y el canciller Olaf Scholz sufran reveses por parte de la extrema derecha, señala un análisis de ‘Politico’.

Macron se encuentra en Berlín para «marcar la agenda» y «establecer prioridades estratégicas» para el futuro de Europa junto a su homólogo alemán, pero el problema es que Europa no está segura de que estos dos políticos deban seguir al mando, asegura el medio.

Según Político, Macron y Scholz tienen una relación personal «notoriamente fría» y no se ponen de acuerdo del todo sobre asuntos como el conflicto en Ucrania. Además, mantienen diferencias en cuestiones clave como la energía. Alemania era un gran dependiente del gas ruso antes de que comenzara la crisis entre Kiev y Moscú.

«El nuevo riesgo para Europa es que Scholz y Macron parezcan cada vez más ‘cojos’ ante sus colegas líderes de la UE, y que estén políticamente debilitados en el frente interno e incapaces de inspirar confianza en una visión compartida de la Unión Europea», considera el portal estadounidense.

«Ambos presiden economías mediocres. Ambos se enfrentan a humillantes derrotas a manos de partidos de extrema derecha antes de las elecciones al Parlamento Europeo del 6 al 9 de junio. En el caso de Macron, las encuestas sugieren que las elecciones podrían ser una derrota, ya que el partido de Marine Le Pen, la Agrupación Nacional, podría imponerse a su grupo centrista Renacimiento por 16 puntos porcentuales. Los socialistas de Scholz también corren el riesgo de quedar en un humillante tercer puesto a manos de la derecha dura», sostiene Político.

De acuerdo con el análisis, la mezcla de debilidad económica, frialdad personal y debilidad política es tóxica, lo cual podría socavar gravemente su autoridad durante las negociaciones para los puestos más altos tras las elecciones europeas.

«Macron va a recibir un serio golpe en estas elecciones. Los demás líderes lo saben y perciben debilidad. ¿Cree que después de esto puede dictar las condiciones al resto de Europa? Tomará lo que pueda», dijo a Politico un alto cargo conservador de Bruselas.

Otro punto de discrepancia es que Macron se resiste a apoyar a la candidata alemana para presidir la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y podría respaldar al italiano Mario Draghi, exdirector del Banco Central Europeo.

China es otro importante foco de disfunción entre Alemania y Francia, según Politico. Scholz declinó la oportunidad de reunirse con el presidente chino Xi Jinping junto con Macron a principios de este mes, y Berlín se ha opuesto firmemente a una iniciativa francesa para investigar las subvenciones a los vehículos chinos, por temor a represalias.

Y mientras París y Berlín se enfrentan a una pérdida de influencia, otros líderes de la UE esperan la oportunidad de aumentar la suya.

Ante la debilidad de Scholz y Macron, resurgen figuras como el primer ministro polaco Donald Tusk, la estonia Kaja Kallas y la italiana Giorgia Meloni, según Politico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba