Opiniones

Los derechos de Cuba

Por ANULFO MATEO PEREZ

Cuando mi padre decidió mi inscripción en la escuela del respetado y estricto maestro don José, porque a mí corta edad no me aceptaban en la escuela pública, aprendí lo que era y es América. Luego, ya en la primaria, me interesé por la geografía, y conocí la frase “América para los americanos”.

Pero resulta, que esa frase iba acompañada del sofisma de que sólo a los gringos les pertenecía el gentilicio americano y así como también América, y por tanto sus riquezas y los “súbditos” que le habitan.

Se sienten dueños desde el Océano Glacial Ártico por el norte hasta el Cabo de Hornos por el sur, en la confluencia del Atlántico y Pacífico, que delimitan al continente por el este y oeste, respectivamente, y el océano Austral.

Esas retorcidas ideas son sintetizadas en la Doctrina Monroe, elaborada en 1823 en EE.UU. por John Q. Adams y atribuida al presidente James Monroe, sostén ideológico para ocupaciones militares en América.

Incluso, establece que la presencia de los europeos en América sería vista como un acto de agresión, que requeriría la intervención de EE. UU., y por eso la histeria en Washington frente a la visita de la Armada rusa en Cuba.

El consejero de seguridad, Jake Sullivan, declaró que Washington observará ¿? cómo se desarrolla la situación en los próximos días, agregando que la Armada rusa había visitado Cuba con anterioridad.

La visita se compone de la fragata Admiral Gorshkov, el buque petrolero Akadémik Pashin, el remolcador de salvamento Nikolái Chiker y el submarino Kazán, fruto de convenios entre Cuba y Rusia.

En tanto, la jefa del Comando Sur de EE.UU., Laura Jane Richardson, se desplaza con sus acorazados por toda América, vigilando “sus riquezas”, como las tierras raras de Bolivia y otros países.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba