Opiniones

Luis en primera vuelta

Por JUAN TAVERAS HERNANDEZ 

Cada día estoy más convencido de que Luís Abinader ganará las elecciones en primera vuelta, que no será necesaria una segunda vuelta o “balotaje”, como le llaman en otros países. 

Las condiciones objetivas y subjetivas están dadas para que el presidente se mantenga en el cargo cuatro años. El viento sopla a su favor, los astros se alinean a su alrededor, con un partido unido en su totalidad a pesar de los pequeños inconvenientes durante la elección de los candidatos al congreso seleccionados mediante encuestas, con lo cual no estoy de acuerdo, pero mi opinión no cuenta porque no formo parte de la estructura dirigencial de esa organización. 

Abinader, colocado en una balanza política, pesa mucho, gracias al trabajo realizado desde la presidencia, la cual asumió en condiciones muy críticas, debido a la pandemia, la crisis económica y la guerra, que elevó los precios de los carburantes, los fletes, los cereales, etc., que tuvieron un impacto significativo en el costo de la vida, el principal enemigo del gobierno del PRM.  

Gracias a esa labor titánica, que el pueblo reconoce, respeta, valora y admira, el jefe de Estado prácticamente no tiene contrincante. La oposición que le adversa está desarmada, sin argumentos válidos para enfrentarlo y derrotarlo en las urnas. Leonel Fernández, el candidato sempiterno, no tiene nada nuevo que ofrecer; sigue siendo “un servidor de pasado en copa nueva” que con el pasar de los años, se puso vieja. 

El Partido de la Liberación Dominicana se desarticula y se debilita diariamente con la renuncia de una buena parte de sus dirigentes. La mayoría de los integrantes de los exfuncionarios del gobierno de Danilo Medina no están sometidos a la justicia y presos, incluyendo al propio Danilo, por la debilidad y complicidad de la justicia dominicana. Lo mismo que el expresidente Fernández, que hace tiempo perdió “el juicio”, y anda por las calles danto rumbos, chocando con los postes de luz, vuelto loco y sin idea, tratando de recomponerse políticamente y reducir su altísima tasa de rechazo.  

La alianza del PLD, la Fupu y el destelengado PRD, no ha cuajado. Todo parece indicar que no llegará ni a la esquina. 

En cambio, el PRM, de la mano del presidente Abinader, ha formado una alianza con diferentes partidos y movimientos políticos que de seguro lo catapulta hacia la victoria en primera vuelta con un holgado primer lugar. Hay quienes afirman que Abinader obtendrá ganancia de causa con alrededor del 60%. ¡En primera vuelta! 

No lo dudo, como van las cosas, Luís en primera vuelta. Le sobrarán los votos. 

Abel Martínez, candidato presidencial del PLD, lejos de subir en las encuestas, baja. Leonel no crece, ni avanza. En las 14 provincias del Cibao no tiene nada que buscar. En Santo Domingo y el Gran Santo Domingo, tampoco. En el Sur, con la inversión que ha realizado el gobierno de Abinader, tampoco tiene nada que ofrecer, ni que buscar. En el Este, sin dudas, recibirá una pela.  El PRM y Abinader tienen garantizado mayoría en la cámara de diputados y en el senado. A partir del año próximo, el Congreso estará controlado por el gobierno, de tal manera que podrá hacer los cambios y transformaciones que demanda la sociedad dominicana, sin mayores obstáculos. 

Es la razón por la que Leonel lo critica todo y lo ve todo mal. No le da tregua al presidente Abinader. Todo lo critica y lo condena. Está desesperado, no sabe qué hacer para que el mandatario se derrumbe en la aceptación popular. Su lema es: “Leonel o que entre el mar”! Pero no lo logra, éste pueblo hace tiempo tomó la decisión de continuar montado en el lomo del PRM, confiando en que los próximos cuatro años serán mejores, sin pandemia, sin crisis económica agobiante y probablemente sin guerra. ¡Y lo serán, sin dudas! 

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba