Mundo

Presidente Vladimir Putin: Europa «confirma su dependencia de vasallo» de EE.UU.

Por Sputnik

MOSCU.- El avance de las tropas rusas en la región de Járkov, las devastadoras consecuencias de las sanciones occidentales para la economía mundial y el avance del mundo multipolar, fueron los temas tratados en la rueda de prensa del presidente ruso, Vladímir Putin, al término de su visita de Estado a China.

El futuro del mundo depende de toda la humanidad, pero Rusia y China son un componente importante de la civilización, señaló Putin. En sus palabras, no hay duda de que el mundo se está volviendo multipolar. A su vez, Moscú y Pekín están decididas a apoyar su formación. Ambos países tienen su propia opinión sobre cómo desarrollarse, y este desarrollo debe ser constructivo y pacífico, agregó al respecto.

Es necesario fortalecer un mundo multipolar que se está formando (…) Es importante que aquellos que tratan de mantener su monopolio en la toma de decisiones sobre todas las cuestiones entiendan que les corresponde hacer que este proceso sea pacífico, libre de conflictos, y que todos busquemos compromisos en soluciones bastante complejas que enfrentamos.

Al intervenir ante la prensa, el presidente ruso enfatizó que ve el sincero deseo de China de solucionar la crisis en Ucrania. De acuerdo con Putin, el país asiático «ofrece opciones diferentes, se comporta de una manera muy flexible» en el asunto tan complicado. Además, enfatizó que su homólogo chino, Xi Jinping, compartió con él «las tesis principales» de su reciente viaje a Europa, así como expresó su posición sobre las iniciativas de paz.

Fuerzas rusas «avanzan según lo planeado» en la región de Járkov

En cuanto al avance de la operación militar especial, Putin destacó que por el momento Rusia logra resultados en los combates en la región de Járkov, al mismo tiempo que no tiene planes de tomar bajo su control la ciudad del mismo nombre. «[Las FFAA de Rusia] están logrando [éxito]. Cada día avanzan estrictamente según lo planeado», reveló.

Sin embargo, Moscú se verá obligada a crear una zona sanitaria a causa de los bombardeos que llevan a cabo las tropas ucranianas contra la ciudad rusa de Bélgorod y sus barrios residenciales, aseguró.

Lo digo públicamente, si continúan, nos veremos obligados a crear una zona de seguridad, es decir, una zona sanitaria.

Rusia, agregó, actualmente realiza sus operaciones en la región de Járkov exactamente por los ataques ucranianos contra los territorios fronterizos rusos.

No obstante, Rusia está dispuesta a participar en las conversaciones de paz sobre Ucrania, reiteró el mandatario. Igualmente, recordó que el país no está invitado a la denominada conferencia que tendrá lugar en Suiza. Está claro que esta conferencia, agregó, pretende «reunir al mayor número posible de países, declarar que [algo] está acordado con todos y luego presentarlo a Rusia como una cuestión ya resuelta, como un ultimátum».

Moscú no permitirá que le presenten un ultimátum en el tema de la solución de la crisis ucraniana, subrayó. El mandatario ruso indicó que no es posible abordar las fórmulas de paz basadas en los deseos y no en la situación real. El intento de imponer a Rusia sus propias condiciones para una solución del conflicto ucraniano acabará igual que el intento de infligir a ese Estado una derrota estratégica, postuló en este sentido.

Nunca nos hemos negado a negociaciones a diferencia de la parte ucraniana. Son ellos los que abandonaron el proceso negociador.

Profundizando en el proceso de negociaciones sobre el conflicto ucraniano, Putin sostuvo que los acuerdos alcanzados en Estambul sobre el asunto podrían servir de base para posibles negociaciones. El documento «contiene puntos muy serios, puntos relacionados con las garantías de seguridad de Ucrania», informó.

Asimismo, el presidente de Rusia reveló que estuvo en contacto permanente con el mandatario ucraniano, Volodímir Zelenski, antes de la escalada actual del conflicto en Ucrania. Por ahora, la legitimidad de Zelenski como presidente de ese país es importante para Rusia, en caso de que sea necesario firmar algunos documentos, comentó.

«EEUU socavan la confianza en el dólar»

Abordando el tema de las sanciones occidentales contra Rusia, el mandatario ruso insistió en que causan un daño directo a toda economía mundial, incluyendo a la energía y a otras esferas de actividad de la industria económica. Mientras tanto, las instituciones financieras de Occidente se perjudican a sí mismas con sus decisiones, prosiguió

A medida que las autoridades de EEUU socavan la confianza en el dólar por razones políticas, están debilitando la herramienta principal, básica y más importante de su poder: el propio dólar. Se están causando un daño irreparable.

El presidente ruso señaló que el uso del dólar como moneda de reserva mundial proporciona enormes beneficios a la economía y al sistema financiero de EEUU.

Según estimaciones de expertos rusos, EEUU ha ganado más de 10 billones de dólares simplemente porque el dólar es la moneda de reserva mundial. Sin embargo, actualmente, se registra el descenso de las reservas mundiales del dólar, ya que «todo el mundo está reaccionando».

Hay desventajas para nosotros en el sentido de que tenemos que buscar otras oportunidades, pero también hay ventajas, porque esta situación en la que un país dicta su voluntad al resto del mundo, incluido en la esfera política, con el uso de una herramienta financiera y económica, es inaceptable.

Putin también recordó que los países europeos no aplican medidas restrictivas contra el país norteamericano, mientras que los propios estadounidenses las aplican contra los operadores económicos europeos.

Los europeos se tragan todo esto, confirmando una vez más su dependencia de vasallo del soberano del otro lado del charco.

Las sanciones adoptadas sin una decisión de la ONU, remarcó el presidente, son ilegítimas y su extensión a terceros países va más allá del sentido común.

«La economía alemana en Europa ya trabaja a pérdida, la economía francesa se tambalea al borde de la recesión. Si la economía alemana ‘estornuda’ en serio, si se siente mal, toda la economía europea le seguirá, sintiéndose, cuando menos, no muy sana«, alertó Putin.

Rusia, a su vez, pasa a realizar sus liquidaciones en monedas nacionales, y es imposible detener ese proceso, declaró.

El proyecto del gasoducto Fuerza de Siberia 2

Junto con China, Rusia desarrollará la producción conjunta como respuesta a las sanciones en su contra, declaró el presidente ruso. En este sentido, señaló que Moscú y Pekín mantienen el interés por sacar adelante el proyecto del gasoducto Fuerza de Siberia 2.

No estoy preparado para hablar de detalles técnicos, pero las dos partes han reafirmado el interés por la implementación de este proyecto.

El mandatario ruso señaló que «la economía de China va creciendo y requiere más recursos energéticos para mantener este crecimiento».

En 2014, la Corporación Nacional de Petróleo de China selló un contrato por 30 años con la compañía de gas rusa Gazprom para importar 38.000 millones de metros cúbicos anuales por el gasoducto Fuerza de Siberia, de casi 3.000 kilómetros. Las entregas comenzaron a finales de 2019.

En 2020, Gazprom comenzó a evaluar la posibilidad de aumentar en otros 50.000 millones de metros cúbicos anuales el tránsito de gas a China mediante el gasoducto Fuerza de Siberia 2, así como su paso a través de Mongolia por la tubería Soyuz Vostok.

En marzo de 2023, el presidente Putin declaró que las dos partes acordaron casi todos los parámetros de este proyecto gasístico.

«Un ejemplo de una competencia desleal»

Las sanciones de EEUU contra los automóviles eléctricos chinos son un ejemplo de competencia desleal, enfatizó el presidente ruso. Putin precisó que mediante esas medidas Washington elimina a los competidores en el mercado. Una vez que un país se hace más competitivo, EEUU, seguido por varios países europeos, trata de contenerlo, denunció.

El mundo de hoy está tan organizado que a veces hay situaciones asociadas con la competencia desleal. Recientemente, los estadounidenses impusieron sanciones a los vehículos eléctricos de China. ¿Por qué? Porque los autos chinos han mejorado. No hay otra razón. Este es un ejemplo de una competencia desleal.

Asimismo, el presidente calificó de «guerra económica» el aumento de los aranceles sobre los automóviles eléctricos chinos, impuestos por EEUU.

Durante su discurso, el presidente de Rusia abordó el tema de una tregua olímpica. Putin denunció la politización del deporte y violación de la Carta Olímpica. Aludió, así, a la política llevada contra los deportistas rusos que no tiene nada que ver con las normas de la justicia.

«Ponen el dinero en el centro de sus prioridades»

Los principios de la tregua olímpica son muy correctos, aunque muy pocos se han adherido a ellos durante siglos.

El mandatario ruso recalcó que los funcionarios deportivos le exigen a Rusia que cumpla con las normas impuestas, al tiempo que «ellos mismos incurren en violaciones«, particularmente, impidiendo que atletas rusos compitan en eventos olímpicos con bandera e himno nacionales.

¿Acaso se corresponde esa situación con las normas elementales de justicia? No, en absoluto.

Putin resaltó que el movimiento olímpico está amenazado al mismo tiempo que «los dirigentes deportivos ponen el dinero en el centro de sus prioridades».

La visita de Putin a China se realiza los días 16 y 17 de mayo y es su primer viaje al extranjero desde que fue reelegido y asumió oficialmente su quinto mandato presidencial.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba