Variedades

República Dominicana: Ovación cerrada del público al Ballet Nacional de Cuba

Por Prensa Latina/Fotos:

SANTO DOMINGO.- Un público emocionado, puesto de pie, ovacionó hoy la actuación del Ballet Nacional de Cuba (BNC) en el Teatro Nacional, donde tres de sus grandes figuras, Viengsay Valdés, Anette Delgado y Dany Hernández, interpretaron El lago de los cisnes, en esta capital.

Una clase de estilo, sensibilidad y talento mostraron los tres primeros bailarines Valdés, Delgado y Hernández en su interpretación de los protagónicos de ese clásico mundial, en función única y luego de 15 años de ausencia de la agrupación danzaría de las tablas en República Dominicana.

Valdés, también directora del BNC, calificó de maravillosa y muy especial esta presentación en Santo Domingo.

Así lo expresó a Prensa Latina minutos después de cerrarse las cortinas del Teatro Nacional «Eduardo Brito», para luego precisar que casi todos los bailarines, la mayoría muy jóvenes, se estrenaron hoy en El lago de los cisnes. A su vez, manifestó su agradecimiento a los organizadores y al público.

La consagrada bailarina tuvo a su cargo el rol de Odette, junto a Delgado, en el papel de Odile, y Hernández como el Príncipe Sigfrido.

El BNC enamoró a los asistentes con la versión cubana de El lago de los cisnes, de una de las personalidades más relevantes en la historia de la danza, Alicia Alonso (1920-2019), sobre la coreografía original de Marius Petipa y Lev Ivánov, y música del compositor ruso Piort Ilich Chaikovsky.

Considerada por la crítica especializada como la obra más importante dentro del repertorio de la danza clásica, la pieza, ejemplo excepcional del estilo, la técnica y los modos de expresión de una época, representa el triunfo del bien (Odette, el puro cisne blanco) sobre el mal (Odile, el maligno cisne negro).

Un cisne blanco interpretado con sensibilidad, talento y una técnica precisa por Valdés, aprendiz directa de Alicia Alonso y otros maestros relevantes de la compañía, lograron seducir a un espectador conocedor del arte de las puntas, que ovacionó su actuación.

El cisne negro (Anette Delgado) motivó a los asistentes por su fuerza, clase y los rasgos expresivos propios del personaje desarrollados en la escena.

Delgado refirió a Prensa Latina sentirse muy contenta por la acogida del público y resaltó el alto nivel técnico, de principio a fin.

Sostuvo que siempre es un gusto presentarse en diferentes lugares del mundo y dejar bien alto el nombre del BNC.

El primer bailarín Dani Hernández demostró una vez más su talento con un estilo y técnica impecables, y su elegancia sobre las tablas propias de un príncipe (Sigfrido, enamorado de Odette).

En otros roles actuaron en la tan esperada función del BNC en el Teatro Nacional, los bailarines Jorge Guerra, como el Hechicero, y Estefanía Hernández y Gabriel Druyet, en los papeles de los cisnes solistas.

Las aclamaciones recibidas esta noche corroboran el prestigio del BNC como una de las mejores compañías de ballet clásico del mundo y son también un homenaje a Fernando Alonso, su primer director (1948-1975), y a Alicia Alonso, desde 1975 hasta su fallecimiento, en 2019.

El lago de los cisnes se estrenó en 1877, en el Teatro Bolshói de Moscú.

La compañía danzaría cubana se presentó en República Dominicana por primera vez en 1976, pero desde el 2008 no actuaba aquí como conjunto, aunque algunas de sus figuras han participado de manera independiente en galas artísticas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba