Mundo

Vicecanciller ruso da por fracasados los intentos de separar a Rusia y América Latina

Por Sputnik

MOSCU.- Los esfuerzos del Occidente colectivo por provocar una ruptura en las relaciones entre Rusia y América Latina están resultando inútiles, dijo en una exclusiva con Sputnik el vicecanciller ruso Serguéi Riabkov, quien resaltó que el comercio de Moscú con los socios regionales «sigue creciendo» a pesar de las «dificultades impuestas artificialmente».

«Nuestras tradicionales exportaciones e importaciones con socios latinoamericanos y caribeños no resultaron afectadas», manifestó Serguéi Riabkov al ser entrevistado en la inauguración, en la ciudad rusa de San Petersburgo, de una nueva edición del foro internacional ‘Rusia e Iberoamérica en el mundo turbulento: historia y perspectivas’.

De acuerdo con el viceministro de Exteriores, las sanciones antirrusas sí hicieron encarecer «el flete de barcos» o «los seguros de cargas», así como complicar las «transacciones en dólares estadounidenses». No obstante, no se trata de una situación nueva para Rusia, país que «desde varios años está enfrentado los intentos» de sus «adversarios» de complicar el «normal funcionamiento» del comercio exterior del gigante euroasiático.

En estas circunstancias, la respuesta rusa radica en fortalecer la «inmunidad económica», tratándose de pasos dirigidos a conseguir una «verdadera independencia del sistema de Bretton Woods, del dólar estadounidense, de los canales bancarios que están en manos» de EEUU y sus aliados en la ofensiva contra Rusia.

Refiriéndose a las herramientas para blindar el comercio internacional ante las sanciones occidentales, Riabkov citó opciones que van desde «los esquemas más simples como el trueque» hasta el uso de criptomonedas.
«Esas herramientas no solamente son eficaces, sino también inmunes a las intenciones hostiles de nuestros adversarios», algo que permitirá seguir «ampliando la cooperación económica y comercial» con los socios latinoamericanos y caribeños, los cuales, según Riabkov, son lo suficientemente «maduros» como para darse cuenta de los riesgos que acarrea depender del Occidente colectivo.
En palabras de Riabkov, es esta la causa de un acercamiento «inédito» entre Rusia y América Latina. Argumentó que las partes comparten el rechazo a la política occidental de «dictados, presiones y sanciones», al tiempo que coinciden en que «la formación de un nuevo mundo multipolar es un proceso irreversible», donde la hegemonía unilateral de EEUU y sus aliados tiene sus días contados.
Riabkov se mostró convencido de que los lazos ruso-latinoamericanos se verán «fortalecidos» tras la asunción por Moscú de la presidencia de turno del grupo de los BRICS a partir del 1 de enero del año que viene.
Adelantó que es «bien probable» que en la próxima  cumbre de los BRICS, a celebrarse en la ciudad rusa de Kazán en octubre de 2024, se anuncie la creación de «una nueva categoría de Estados socios» del grupo, con la posibilidad de que se incluya en esa categoría a países de América Latina y el Caribe.
Respecto a la reciente ampliación de los BRICS con seis nuevos miembros, entre ellos Argentina, Riabkov recalcó que es algo que aportará al grupo más «recursos, posibilidades y potencial».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba