Mundo

«No hay manera de que gobierne un país»: Siguen cuestionamientos candidatura de Biden

Por Sputnik

WASHINGTON.- La operación de la campaña de Joe Biden para negar lo que decenas de millones de estadounidenses vieron con sus propios ojos —a «un anciano confundido luchando por recordar palabras y hechos»— es más tóxica porque su deshonestidad provoca desprecio, consideró ‘The Economist’ en un artículo publicado este jueves 4 de julio.

Luego del primer debate presidencial, que se realizó el 27 de junio, el presidente Joe Biden se ha posicionado en el centro de críticas y peticiones por parte de un sector de su partido para que renuncie a la candidatura.

Mientras que, a medida que se acerca la Convención Nacional Demócrata, los rumores sobre presiones directas a la campaña de Biden se difunden cada vez más en la prensa estadounidense.

En tanto, el diario británico The Economist se sumó a los señalamientos este 4 de julio —día de la fiesta nacional del país norteamericano— con un editorial ilustrado con la imagen de una andadera y la frase: «no hay manera de que gobierne un país».

Entre otras cosas, el artículo cuestiona que los demócratas se burlan del Partido Republicano por «su comportamiento cobarde hacia Trump», cuyas «falsedades» han repetido «como loros». Sin embargo, sostiene la nota, el «Partido Demócrata debería mirarse al espejo, empezando por el propio Biden».

«[El presidente] afirma que fracasó en el debate porque estaba cansado de viajar por todo el mundo en avión, como si su debilidad fuera una prueba de su vitalidad», se lee en el texto.

Y añade: «Sus partidarios sostienen que esos horribles 90 minutos no deberían eclipsar los últimos tres años y medio. Pero lo que importa es si son un presagio de los próximos cuatro«.

En ese sentido, el diario consideró justo que diversos demócratas de alto rango hayan comenzado a pedirle abiertamente a Biden que se haga a un lado y ofreció las razones por las que el político de 81 años debe renunciar a la carrera presidencial.
Así, The Economist señaló que cuanto más se vea a Biden como un anciano testarudo que deja el trabajo real a sus cortesanos, más socavará la fe de los estadounidenses en su sistema de gobierno.
«Al representar a Estados Unidos en el exterior, Biden proyectará decrepitud», sostiene la nota.

Por ello, añade, el actual mandatario debería retirarse de la campaña, con lo que las elecciones podrían renovar el cuerpo político, actualmente estancado.

«La virtud de la democracia es que los votantes pueden elegir a sus gobernantes, pero Biden y Trump ofrecen la posibilidad de elegir entre lo incapaz y lo inefable», asevera.

«Sólo si los demócratas recuperan el control y lo convencen [a Joe Biden] de que se haga a un lado podrá comenzar la renovación», añade.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba