Mundo

Rusia lo hará todo para no permitir colisión global, pero no dejará nadie la amenace

Por Sputnik

MOSCU.- Rusia lo hará todo para que no ocurra un enfrentamiento global, declaró el presidente del país, Vladímir Putin, en su discurso dedicado al 79.° aniversario del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. Asimismo, el mandatario rechazó cualquier intento de amenazar a al país euroasiático.

¡Estimados ciudadanos de Rusia, queridos veteranos! ¡Camaradas soldados y marineros, sargentos y capataces, guardiamarinas y alférez! ¡Camaradas oficiales, generales y almirantes! ¡Combatientes, comandantes, soldados de primera línea, héroes de la operación militar especial! ¡Los felicito por el Día de la Victoria! ¡Por nuestra celebración sagrada verdaderamente popular más importante!

Al intervenir ante el desfile militar dedicado al 79.° aniversario del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, el presidente ruso insistió en que Rusia rechaza todas las pretensiones de excepcionalismo de cualquier país o alianza. Agregó, en este contexto, que las fuerzas estratégicas del Estado se mantienen siempre preparadas.

Rusia lo hará todo para impedir una colisión global, pero al mismo tiempo no dejaremos a nadie que nos amenace.

Putin denunció los intentos de tergiversar la verdad sobre la Segunda Guerra Mundial, ya que esta última estorba a los que están construyendo una política colonial basada en mentiras.

Hoy vemos los intentos de distorsionar la verdad sobre la Segunda Guerra Mundial. Estorba a los que están habituados a construir una política colonial basada en la hipocresía y la mentira. Ellos derriban monumentos conmemorativos (…) a luchadores contra el nazismo, ponen sobre el pedestal a traidores y cómplices de los nazis, tachan la memoria del heroísmo y la nobleza de los soldados liberadores, del gran sacrificio que hicieron en nombre de la vida.

Putin hizo hincapié en la propagación del revanchismo, la profanación de la historia, así como del deseo de justificar a los seguidores actuales de los nazis. De acuerdo con sus palabras, dicha actitud constituye parte de la política general de las élites occidentales para «incitar cada vez más conflictos regionales, discordias étnicas e interconfesionales, contener a los centros soberanos e independientes de desarrollo mundial».

«A Occidente le gustaría olvidar las lecciones de la Segunda Guerra Mundial, pero nosotros recordamos que el destino de la humanidad se decidió en las grandiosas batallas de Moscú y Leningrado, Rzhev, Stalingrado, Kursk y Járkov, en Minsk, Smolensk y Kiev, en pesadas y sangrientas batallas desde Múrmansk hasta el Cáucaso y Crimea».

El jefe del Estado ruso, subrayó que los tres primeros largos y difíciles años de la Gran Guerra Patria (1941-1943), la URSS y todas las repúblicas que la formaban lucharon contra los nazis prácticamente solas, mientras que «casi toda Europa trabajaba para el poderío militar de la Wehrmacht«. No obstante, Rusia nunca ha restado importancia al segundo frente y a la ayuda de los aliados de la coalición antinazi.
Abordando la gesta de los héroes que derrotaron a la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial, Putin subrayó que Rusia honra la valentía de todos los soldados de la coalición antinazi, así como miembros de la Resistencia, combatientes clandestinos, los partisanos, «el valor del pueblo de China que luchó por su independencia contra la agresión del Japón militarista».
En su discurso, Putin subrayó que Rusia nunca olvidará esa lucha común y esas inspiradoras tradiciones de alianza.
Con respecto a los militares rusos que participan en la operación militar especial, Putin subrayó que toda Rusia les apoya y calificó de héroes a los efectivos. De acuerdo con sus palabras, el país atraviesa un período difícil y trascendental y «el destino de la patria y su futuro depende de cada uno».
Celebramos el Día de la Victoria en medio de la operación militar especial. Todos sus participantes, aquellos que están en la primera línea, en el frente, son nuestros héroes. Admiramos su firmeza, dedicación y abnegación. Toda Rusia está con ustedes, nuestros veteranos creen en ustedes y se preocupan por ustedes.

Los veteranos de la Gran Guerra Patria también creen en los participantes de la operación militar especial, señaló el jefe del Estado ruso. «Su implicación espiritual en sus destinos y hazañas une inviolablemente a la generación de héroes de la patria», añadió.

Putin anunció un minuto de silencio en el desfile del Día de la Victoria en la Plaza Roja.

Inclinamos nuestras cabezas en honor de la memoria de todos aquellos a quienes la Gran Guerra Patria arrebató la vida. En memoria de hijos, hijas, padres, madres, abuelos, bisabuelos, esposos, esposas, hermanos, hermanas, parientes, amigos. Inclinamos la cabeza ante los veteranos de la Gran Guerra Patria que nos han dejado. Ante la memoria de los civiles muertos por los bárbaros bombardeos y atentados terroristas de los neonazis. Ante nuestros compañeros de armas caídos en la lucha contra el neonazismo, en la justa batalla por Rusia.

Para Rusia, el 9 de mayo es siempre un día «muy emotivo y conmovedor», ya que todas las familias honran a sus héroes, recuerdan a sus parientes, sus historias sobre cómo lucharon y trabajaron durante los años de guerra.
Así, Putin recalcó que el Día de la Victoria une a todas las generaciones. Rusia seguirá adelante, respaldada por las tradiciones centenarias y buscará garantizar un futuro libre y seguro para el país, aseguró.

Este 9 de mayo, la Plaza Roja de Moscú acogió el desfile militar dedicado al 79.° aniversario del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. Los tradicionales desfiles sirven para honrar las grandes hazañas de los pocos veteranos que aún quedan con vida.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba