Sábado  25 de Septiembre de 2021 | Última actualización 06:56 PM
Por: Prensa Latina | 6:56 PM

NACIONES UNIDAS, 25 de septiembre, 2021 (PL).- El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, rechazó hoy el bloqueo estadounidense contra Cuba al intervenir ante el plenario del 76 período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.

"Estados Unidos mantiene un arcaico bloqueo comercial contra Cuba, se esfuerza por dictar su voluntad a los pueblos de Venezuela y Nicaragua, en flagrante violación del principio legal de no interferencia en los asuntos internos de Estados soberanos", denunció.

El canciller ruso manifestó que el uso de medidas restrictivas unilaterales socava las prerrogativas del Consejo de Seguridad y va en contra del reciente llamado del secretario general de la ONU, António Guterres, de suspenderlas, al menos durante el período de la pandemia.

Para el representante ruso, los países occidentales se olvidan del derecho de los pueblos a la autodeterminación cuando va en contra de sus intereses geopolíticos. A la vez, instó a abandonar su aplicación de dobles raseros a la hora de dictar políticas a su conveniencia.

Según Lavrov, "nadie se avergüenza de que las islas Malvinas estén a 12 mil kilómetros de Gran Bretaña, y que bajo el control de París y Londres, a pesar de las decisiones de la ONU y de la Corte Internacional de Justicia, hay antiguas posesiones coloniales que nadie va a liberar".

También citó como ejemplo la violación del respeto a la libre expresión de la voluntad de los residentes de Crimea en el referendo sobre la reunificación con Rusia en 2014, por la cual es motivo de sanciones ilegales.

Subrayó la importancia de la unidad internacional en los aspectos de la política internacional para enfrentar los desafíos y amenazas que impone el momento, aceptando que las diferencias no pueden constituir impedimentos para trabajar por el bien de la humanidad.

"Esta es la única forma en que podemos cumplir la alta misión de las Naciones Unidas: salvar a la generación actual de la guerra, las enfermedades y el hambre, para construir un futuro más pacífico, estable y democrático para todos", puntualizó el jefe de la diplomacia rusa.